Guía Online de Vinos

Lagar da Cachada, un paseo por los albariños Rías Baixas

Puntos sobrelias

Lagar da Cachada, un paseo por los albariños Rías Baixas

Hoy nos trasladamos a las Rías Baixas, en concreto a la bodega Lagar da Cachada, ubicada en la subzona del Val do Salnés (Cambados), donde os quiero presentar sus vinos, elaborados con una tradición de sus abuelos, lo que permite identificarnos claramente con la tipicidad de una zona como es esta de las Rías Baixas.

Os quiero presentar sus dos albariños y además su tinto mencía. Don Ricardo 2017 y Lagar da Cachada 2018 son los primeros y Camilo 1947 2017 es el segundo.

Don Ricardo 2017 es un vino de edición limitada, poco más de 6.000 botellas, que tiene crianza en barricas, lo que le aporta mucha complejidad. Es un monovarietal con un llamativo color amarillo pajizo en copa parada con destellos verdosos en movimiento. Muy brillante y cristalino. Al acercarlo a la nariz se muestra muy fresco y afrutado, cítricos, fruta blanca, toques de hueso, tropical, dando paso, de forma muy sutil el aporte de la crianza en barricas dejando aromas a madera, humo y vainilla de una forma muy franca. Un fondo mineral muy inconfundible de la zona.

Muy varietal en boca, con estrada fresca, suave, que nos deja un paso por el paladar sedoso y elegante, muy redondo y equilibrado. El toque alcohólico y la acidez están muy bien gestionados lo que le permite dejarnos una gran persistencia y un paso largo y final muy intenso. La crianza le da un toque untuoso y glicérico en el paso por boca. 

Lagar da Cachada Albariño 2018 es el más joven de la bodega. Muy varietal sin duda con un color en vista a copa parada también amarillo pajizo con reflejos verdes en movimiento en copa, indicativos de su juventud. Muy limpio y brillante en parado, nos deja una buena lágrima y bastante fluida en movimiento. Mucha intensidad de aromas, con clara presencia a fruta, blanca como manzana verde, cítricos, fruta de hueso, acompañado el conjunto con aromas a flores blancas y aromas a heno, típicos de los albariños y de esta zona. Final salino muy sugerente.

En boca es un vino de entrada suave y fresca que, pese a ser joven, sin crianza, muestra mucho carácter al paso por el paladar. Acidez y fruta van de la mano dando muy buen persistencia y un paso vivo. Final bastante largo y fondo mineral. El postgusto está lleno de fruta. 

Camilo 1947 2017 es el tinto de la bodega. La varietal elegida es la mencía. Un vino de muy reducida producción, tan solo 2.647 botellas, siendo esta del 2017 la primera añada que lo elaboran. Recibe el nombre en honor al padre de los actuales elaboradores, nombre y año de nacimiento. Se trata de un vino con algo de crianza a temnor de las sensaciones en la cata, pero no tenemos el plazo de estancia muy definido. aunque en la cata se perciben aportes de madera. 

En vista nos deja un color bastante varietal, cereza picota de intensidad media, capa media y lágrima fluida y no muy abundante. Intensidad media-alta con clara presencia de aromas a fruta roja, aparecen aromas a madera, tostados, conjunto acompañado de un final muy mineral.

Entrada en boca muy fresca, con paso lleno de fruta, acidez típica de la varietal, combina toques de barrica con un paso de volumen medio y un final bastante largo y persistente.  

Víctor Rivas Estefanía

Víctor Rivas Estefanía. Autor del libro '5107 Uvas de vino. Sinónimos y cruces'. Amante del vino y la buena gastronomía.

Vinos españoles con 100 puntos Parker