Dehesa del Carrizal Chardonnay 2016, chardonnays imprescindibles para este verano

Dehesa del Carrizal Chardonnay 2016

Dehesa del Carrizal Chardonnay 2016, es uno de los vinos que elabora Pago Dehesa del Carrizal, una de las bodegas denominadas como Pago en España, máxima distinción de calidad que hay dentro de los vinos en España y que, en si misma, es una Denominación de Origen. Se ubica en los Montes de Toledo, cerca del Parque Nacional de Cabañeros, entre las cuencas del Tajo y del Guadiana.

No podíamos pasar en este especial sobre Chardonnays sin incluir este vino.

Un vino realmente espectacular para disfrutar de esta varietal. Si ya es de por sí una uva compleja, fermenta en barricas de roble francés donde pasa al menos luego otros tres meses sobre sus lías de crianza lo que le da aun más potencia y amplitud de sensaciones. Un vino muy aromático y curiosamente suave, con un ligero toque de fondo mineral un buen cuerpo y estructura.

Un vino que en vista deja un color amarillo verdoso muy intenso, brillante y limpio, pero que en movimiento en copa anticipa un vino joven pero con carácter y complejidad.

Muy varietal en nariz con francos aromas a fruta, con predominio de la fruta blanca, toques dulces, aromas pasteles, toques a miel, …. Toque final mineral espectacular.

En boca posee una entrada fresca pero sedosa y de carácter. Paso untuoso, casi masticable, con una presencia de fruta enorme. Sorprende como en paso por boca es un vino ligero aunque voluminoso. Final largo y muy persistente. Postgusto lleno de fruta.

Una maravilla de vino para empezar a adentrarse en el mundo de los Chardonnays para aquellos de vosotros que queráis saborear vinos de la varietal blanca que más se elabora en el mundo.

Un vino perfectamente estructurado, equilibrado y muy varietal.