Livius Tempranillo 2011 de Bodegas Alvia se hace un hueco en los EE.UU.

 4,818 Lecturas

Livius Tempranillo 2011 de Bodegas Alvia

Livius Tempranillo 2011 de Bodegas Alvia se hace un hueco en los EE.UU.

El vino Livius Tempranillo 2011 de Bodegas Alvia se ha convertido en uno de los vinos tintos de Rioja y españoles referencia en los EE.UU. en este año tras la calificación y puntuación que le ha concedido la publicación The Wine Enthusiast que le ha concedido 94 puntos y de la que se hace eco lomejordelvinoderioja.com. Nosotros tenemos la suerte hoy de poder acercaros su cata.

Un vino de muy larga crianza, monovarietal Tempranillo, procedente de viñedos centenarios que tiene una crianza de 24 meses en barricas nuevas de roble francés, americano y húngaro que, posteriormente, ha tenido una estancia en botellero de 6 años.

Tanto la antigüedad del viñedo como su elaboración, hace sin duda que tengamos en la copa un vino realmente diferente, complejo y tremendamente elegante. Si ya en su día habíamos podido disfrutar de las primeras añadas de los vinos Titus Livius 2014 y Marqués de Alvia Garnacha Gran Reserva 2013 que elaboran esta bodega y nos habían encantado, con este Livius Tempranillo 2011 la sensaciones que nos ha dejado la cata han sido incluso mejores sin duda.

En vista, en copa parada, nos encontramos con un vino picota muy cubierto, intenso, de capa alta, brillante y limpio, con unos reflejos granates, cardenalíceos e incluso toques rubí, que nos dejan claramente un vino con evolución, con crianza.

Livius Tempranillo 2011 de Bodegas Alvia

La nariz es muy intensa, compleja, con los terciarios muy presentes, elegantes. Curiosamente, aunque podría pensarse que los aromas de la crianza podrían ocultar la fruta, esta está muy presente desde el inicio. Eso sí, os recomendamos que lo dejéis abierto un rato antes de catarlo. Aparece fruta negra como arándanos, toques a cassis, con una sutil unión a los aportes de la barrica que, al ser de diferentes procedencias, le deja sus aportes diferentes que le dan una nariz realmente exclusiva y compleja. Toques herbáceos, aportes como menta, tostados suaves, toques alquitranados, ligero toque a humo, con un fondo mineral-vegetal muy interesante.

Ataque en boca de carácter que anticipa un paso sorprendentemente fresco para estar delante de un vino de 2011. Paso jugoso, vibrante, gracias a la buena gestión de la acidez. Muy buena estructura que le permite tener gran capacidad de guarda en botella. Volumen que cubre todo el paladar. Taninos presentes muy buen trabajados. Gran persistencia y un final muy largo.

Podemos disfrutar de su cata ya mismo o podemos incluso esperar unos añitos porque tiene gran capacidad de mejora por su muy buena estructura.

Un vino que sin duda, tras su cata, merece la calificación de Excelente, llegando a una puntuación de 94+ puntos.

José Luis del Campo
CEO en Socialmedia Network

José Luis del Campo. Sumiller. Asesor online de bodegas. CEO en Socialmedia Network.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

28.752.936 Lecturas