Castelo de Medina Sauvignon Blanc Vendimia Seleccionada 2016, sauvignon blancs imprescindibles para este verano

Castelo de Medina Sauvignon Blanc Vendimia Seleccionada 2016

Castelo de Medina Sauvignon Blanc Vendimia Seleccionada 2016, es una joya hecha vino. Dudamos mucho si incluir en este especial este vino o el Sauvignon Blanc 2017 que posee esta bodega, Castelo de Medina, pero creemos que, aunque ambos representan a la perfección a esta varietal, este vino es más personal y diferente, con lo cual se merece sin duda ser incluido. Y ojo, que el joven ha sido elegido el Mejor Sauvignon Blanc del Mundo de 2017 en el ranking mundial de vinos publicado por la Asociación Mundial de Periodistas y Escritores de Vinos y Licores (WAWWJ).

Se trata de un vino que, aunque es de esta varietal, tiene una crianza de ocho meses sobre lías en depósitos de acero inoxidable lo cual le da una complejidad encantadora que no se encuentra en los jóvenes vinos de esta varietal.

En vista nos deja un color que enamora, un amarillo pajizo con reflejos verdosos limpios y brillantes. Se aleja de los tonos claros de los jóvenes para dejarnos claro que es un vino con personalidad. Pero sus reflejs ns indican que es un vino eminentemente joven pese a la crianza sobre sus lías.

Nariz con intensidad media pero muy compleja que nos permite percibir de forma muy nítida los armas a frutas tropicales tan típico de esta varietal.

Tiene una intensa nariz en la que destacan los aromas a frutas tropicales con unos toques especiados de fondo procedentes de la crianza, todos perfectamente equilibrados.

De entrada fresca pero con personalidad, percibimos un vin de gran volumen que enseguida nos llena el paladar, con un paso untuoso, graso, no tan habitual en los sauvignon blancs jóvenes, pero que nos muestra un vino perfectamente estructurado. La presencia de fruta tropical es muy perceptible. La acidez excelentemente gestionada permite disfrutar de un paso largo y con gran persistencia. Un postgusto afrutado.

Un vinazo diferente a los tradicionales jóvenes de esta varietal pero que, con su complejidad, eleva un punto a nivel superior la cata de un Sauvignon Blanc.