Sobrelías Club B2C
Guía Online de Vinos

Cata del vino Berroja 2017, Bodega Berroja

Sobrelias TV

 3,097 Lecturas

Berroja 2017

Hoy os acerco otra de esas catas que me encantan por lo diferente de lo habitual con este Berroja 2017. Y, si os preguntáis el por qué, es que nos permite realizar una comparación del mismo vino a lo largo del tiempo. Y es que no hace mucho os acerqué de Bodega Berroja la cata del vino Berroja 2019, su última añada. Con esta que os acerco hoy, podemos ver dos cosas. La primera, como evoluciona el mismo vino con el tiempo y segunda, y también muy interesante, como el trabajo con las lías en un vino blanco le puede dar una capacidad de guarda increíble.

Berroja 2017 es un vino elaborado con un 80% de Hondarrabi Zuri y un 20% de Riesling que tiene posteriormente entre 8 y 10 meses de reposo sobre sus lías en inox. Con una vinificación por separado de ambas varietales, se ensamblan finalmente dado un vino acogido a la D.O. Bizkaiko Txakolina.

Con respecto a las dos cosas que os comentaba antes, empiezo por la segunda. Un vino tradicionalmente joven, del consumo del año, como es un Txacolí, con un excelente trabajo sobre lías, se puede mostrar como un vino complejo sin perder nada de su frescura características. Pero, además, con dos años en botella y guardado, como es este del 2017, se demuestra que los vinos blancos de guarda pueden ser una maravilla si se han elaborado con cariño y con un buen saber hacer.

Y vamos a la cata y a la primera cosa que os comentaba en el primer párrafo.

Si lo comparamos con la añada del 2019, que ya era compleja al tener un trabajo sobre lías, esta es aun más compleja, ya que el tiempo en botella le ha dado una profundidad de sensaciones, así como una conjunción de fruta y lías que, con estos dos años de diferencia, han cogido una gran presencia aumentando la intensidad en nariz y la profundidad en boca, conservando muy bien la frescura de la varietal. Y todo, por una gestión ideal de la acidez.

Un vino que en vista ha oscurecido algo con respecto a la añada del 2019, pero que no pierde la brillantez y limpieza que tenía esa añada. Un poco más de capa. algo normal, pero en movimiento ha ganado algo de densidad, algo que me encanta.

En nariz la complejidad ha aumentado, al igual que la intensidad. Mucha fruta madura que ya estaba en el del 2019, ahora más presente, con ligeros toques a compotados incluso. Fruta blanca muy pero que muy madura, aromas florales muy intensos, toques herbáceos que se han intensificado, todo en un conjunto aromático perfectamente equilibrado. El afinamiento en botella saca los aromas terciarios de maravilla.

¡¡Y qué boca!! Ataque aun muy fresco (más la añada del 2019), que nos anticipa un paso tremendamente profundo, largo, con calidez, sedosidad, pero con la presencia de la acidez de los Txacolís, no tan marcada, pero aun así dejando una enorme vivacidad. Gran volumen en boca, más sabroso que el 2019 sin duda. Un amargor rico final de verdad que sorprende. Gran persistencia. ¡¡Enorme vino este elaborado por Bodega Berroja!!

Un vino que tras su cata se merece la calificación de Excelente, llegando a una puntuación de 92+ puntos.

Si podéis, haceros con una botella de cada añada y comprobaréis lo que es una acertadísima evolución en un vino blanco con trabajo de lías.
José Luis del Campo
CEO en Socialmedia Network

José Luis del Campo. Sumiller. Asesor online de bodegas. CEO en Socialmedia Network.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Conservas Codesa