Los vinos sin alcohol o de baja graduación, ¿realmente «más sanos»?

Loading

vinos sin alcohol

Los vinos sin alcohol o de baja graduación, ¿realmente «más sanos»?

Que los vinos sin alcohol o de baja graduación están en alza, entre las generaciones más jóvenes, es algo incontestable. Con independencia de que sea correcto o no (para nosotros no), denominar este tipo de bebida como vino, lo cierto es que están aumentando el número de productores y de vinos que llegan a los bebedores de vino. ¿Pero son más sanos o más beneficiosos para la salud por tener menos alcohol?

Los históricos laboratorios franceses Dujardin-Salleron, informó el sitio especializado Vitisphere, han aumentado las pruebas en vinos «desalcoholizados» y han concluido que la falta de alcohol va ligada a una serie de riesgos.

Por un lado, es posible que aparezcan patógenos, sin olvidar el tratamiento con dimetildicarbonato, un antiséptico.

Pero el punto que se muestra como más preocupante para la salud es el hecho de que este tipo de vinos presentan una cantidad de azúcar más elevada que los vinos tradicionales, ya que muchos enólogos «añaden más de 50 g/litro para recuperar la redondez del vino para que su cata se parezca a la de un vino tradicional».

Esto implicaría prudencia a la hora de consumir estos vinos sin alcohol o de baja graduación ya que los perjuicios del alcohol no dejan de ser perjudiciales, pero los de el exceso de azúcar, también lo son.

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*