La quercetina es la que provoca los dolores de cabeza del vino tinto

Loading

dolores de cabeza del vino tinto

La quercetina es la que provoca los dolores de cabeza del vino tinto

La quercetina es la que provoca los dolores de cabeza del vino tinto, según un reciente estudio presentado por la Universidad de California. La quercetina es el flavonol contenido en las uvas que dificulta la respuesta del organismo al alcohol.

Por lo general, los dolores de cabeza del vino tinto, que le ocurren a algunas personas, aunque beben muy poca cantidad, puede ocurrir entre 30 minutos y tres horas después de beber incluso, como decimos, aunque haya solamente consumido un vaso pequeño de vino.

Los científicos de la Universidad de California en Davis consideran que el culpable es un flavonol presente naturalmente en los vinos tintos que puede interferir con el metabolismo adecuado del alcohol y provocar dolores de cabeza. El estudio fue publicado en la revista «Scientific Reports» e identifica a este flavonol como la quercetina.

Se encuentra de forma natural en todo tipo de frutas y verduras, incluidas las uvas. Se considera un antioxidante saludable y también está disponible en forma de suplemento.

No obstante, el estudio indica que se metaboliza con alcohol, pudiendo causar problemas. “Cuando ingresa al torrente sanguíneo, el cuerpo lo convierte en una forma diferente llamada glucurónido de quercetina”, explica el químico y autor correspondiente del estudio Andrew Waterhouse, profesor emérito del Departamento de Viticultura y Enología de la Universidad de California en Davis. «La acumulación de la toxina acetaldehído, debido a la inhibición de la ALDH2 (o aldehído deshidrogenasa, enzima presente en el hígado que metaboliza el alcohol) perpetrada por la nueva forma de quercetina, provoca enrojecimiento, dolores de cabeza y náuseas», explica la autora principal Aramita Devi , investigador postdoctoral del Departamento.

«El acetaldehído es una conocida toxina, sustancia irritante e inflamatoria», dice Devi. «Los estudiosos saben que los niveles elevados de acetaldehído pueden provocar enrojecimiento facial, dolores de cabeza y náuseas». El mismo síntoma es causado por el medicamento disulfiram, recetado a los alcohólicos para evitar que beban.

«La quercetina es producida por las uvas en respuesta a la luz solar», dice Waterhouse. “Si cultivas uvas con racimos expuestos, obtienes niveles mucho más altos de quercetina. En algunos casos, puede ser cuatro o cinco veces mayor”.

Los niveles de quercetina también pueden diferir según cómo se elabora el vino, incluido el contacto con la piel durante la fermentación, los procesos de clarificación y el envejecimiento. Los científicos ahora están comparando vinos tintos que contienen mucha quercetina con aquellos que tienen muy poca para probar su teoría de los «dolores de cabeza del vino tinto» en personas.

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*