Vinos de Celler La Botera

 9,693 Lecturas

Celler La Botera

Vinos de Celler La Botera

Celler La Botera se funda en 1986 en Batea, cuando un grupo de amigos compran las instalaciones de un antiguo molino de aceite buscando tener un lugar donde poder elaborar y comercializar el vino que hacen año a año. En sus inicios todos ellos eran campesinos que dependían directamente del mundo de la viña y del vino.

En sus primeros años la bodega sólo comercializa vinos a granel y en garrafa, pero en la actualidad esto ha cambiado y ofrece un abanico de vinos de gran calidad con las características y la diferenciación que les aporta la Denominación de Origen Terra Alta.

Cuentan con 180 hectáreas, que producen 800.000 litros de vino al año. Los viñedos están situados entre 350 y 550 m de altitud sobre el nivel del mar y están influidos por un clima mediterráneo seco y de pluviometría escasa (entre 350 y 450 mm/año). Es una tierra con gran insolación y con mucha influencia de distintos vientos: el Cierzo, que proviene del interior, y el Ábrego o viento de mar.

Actualmente Celler La Botera está en manos de la segunda generación de propietarios que, sin dejar atrás la pasión y confianza en la gran calidad de la tierra que pisan, han dado un paso adelante y, en 2017 decidieron lanzarse a la construcción de la nueva bodega, equipada con las últimas tecnologías. Lo que depare el futuro, aún está por decidir.

Celler La Botera

Vila Closa Garnatxa Blanca

Vila Closa Garnatxa Blanca: con la convicción de poder ofrecer un producto genuino de Terra Alta, como es la garnacha blanca, surge este vino. Una combinación de fincas viejas que aportan la estructura final ,y de fincas jóvenes, que aportan la frescura y el nervio. Los vinos de las distintas fincas se fermentan por separado y seguidamente se realiza una “coupage” entre ellas, con una posterior crianza con las lías, para acabar de redondear el vino.

Celler La Botera

Mudèfer

Mudèfer: es un vino que proviene de las viñas más viejas de la bodega. Situadas en valles muy particulares a 550 m de altitud y rodeados de bosques. Estas viñas están cultivadas en terrazas naturales con suelo de tierra “panal”, que son suelos fuertes, profundos, calcáreos y permeables.

Jaime Salinas Loaisa

Técnico en laboratorio y producción vinícola.

En mis ratos libres ejerzo de sumiller.

Fanático de la gastronomía y la enología.

En constante aprendizaje.

@Garnachaman

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

28.778.364 Lecturas