Maridaje carne de La Finca con vinos Bodegas Altanza

100 mejores vinos españoles catados en 2021 en sobrelias.com

 4,252 Lecturas

Maridaje carne de La Finca con vinos Bodegas Altanza

Buenos días lectores, hoy os acercamos una doble propuesta de vinos para realizar un estupendo maridaje con carne de ternera, donde queremos presentaros dos alternativas vinícolas, un vino tinto y un vino generoso.

La carne que os presentamos es un “Tomahawk” de la empresa «La Finca«, que es un chuletón con su hueso entero, lo que le aporta un extra mucho más visual en forma de las famosas hachas de guerra Tomahawk de los indios americanos, de ahí su nombre. La pieza es imponente y tiene una gran infiltración de su grasa, un indicativo de la gran calidad que atesora. El peso total sobrepasa el kilo.

Maridaje carne de La Finca con vinos Bodegas Altanza

Para acompañar esta exquisita pieza, hemos elegido vinos de dos de los proyectos de “Bodegas Altanza”, el proyecto de Rioja y el Proyecto de Jerez. Consisten en: Sauvignon Blanc de Rioja, Club Altanza Reserva, Pedro Ximénez Jerez y Vermut Amillo Reserva. Y como opciones principales nos hemos centrado en un vino tinto y otro generoso como os comentábamos al inicio, el Club Altanza Reserva y el PX.

Maridaje carne de La Finca con vinos Bodegas Altanza

Para hacer el Tomahawk se ha utilizado una plancha portátil, ya que era la mejor manera de tener una fuente de calor potente y amplia, que nos permitiera dar el punto perfecto a la carne y hacerla homogéneamente. Se ha decidió dejar la carne al punto menos, buscando sacar la máxima expresividad y jugosidad que se pudiera.

La presentación se ha expuesto con una tabla de madera para la carne, una copa tipo borgoña para el vino tinto y una copa catavinos para el Pedro Ximénez.

Maridaje carne de La Finca con vinos Bodegas Altanza

La conjunción de la carne con el vino tinto fue excelente; las notas tánicas del vino hacían de acompañamiento al sabor potente de la ternera, mientras el cuerpo y profundidad del vino armonizaban con la parte más grasa de esta.

La segunda opción, en principio más arriesgada como era el Pedro Ximénez, nada más probarlo nos convenció. El punto dulce del PX juega muy bien con la acidez natural que guarda, y ambas conjugan de sobremanera con la carne, haciendo un trago sabroso y nada colmatante. Eso sí, para pasar al PX siempre contar que primero debes haber consumido ya el tinto, ya que sino corres el riesgo de no apreciarlo como se merece.

En general es un maridaje de 10, los productos son una de una finísima calidad, y ambos, carne y vino conjuntados, no hacen más que incentivar los puntos fuertes del otro. También es de agradecer la facilidad y el buen trato que ofrecen ambas compañías a la hora de adquirir sus productos, no se necesitan más que un móvil y un par de minutos y un par de días después lo tienes en casa.

Jaime Salinas Loaisa

Técnico en laboratorio y producción vinícola.

En mis ratos libres ejerzo de sumiller.

Fanático de la gastronomía y la enología.

En constante aprendizaje.

@Garnachaman

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*