Sobrelías Club B2C
Guía Online de Vinos

Sobre el Vino Natural

Sobrelias TV

 470 Lecturas

Sobre el Vino Natural

Sobre el vino natural hay muchas ideas que andan por Internet, algunas confusas y otras más claras, pero el hecho es que los vinos naturales están de moda en toda Europa principalmente y con buen recibimiento en otras zonas del mundo. Por eso queremos dejaros en este artículo unos apuntes al respecto de los vinos naturales que os puedan generar dudas.

Muchos creen que todo vino, al hacerse de uvas, es denominado como natural. Pero como se entiende ahora a lo que se denomina como Vino Natural, lo anterior no es del todo cierto.

Y eso que no existe una definición clara sobre lo que es un vino natural, pero si hay un consenso entre los elaboradores de vino de que para serlo debe de cumplir una serie de condiciones y seguir una serie de procedimientos.

Si quisiéramos definirlo, lo mejor sería indicar que es aquel tipo de vino que tiene en su elaboración la menor cantidad de productos químicos así como el menor empleo de tecnología posible, tanto en el viñedo como en la bodega. Sería por así decirlo, un vino que se elabore sin intervención externa de ningún tipo. Sería un zumo de uva fermentado. Teniendo en cuenta esto, un vino natural es un vino orgánico, ya que al evitar la intervención en el viñedo, se realizan acciones de agricultura orgánica.

Muchos elaboradores siguen el calendario biodinámico en sus prácticas de vinificación, pero no es algo que sea obligatorio para elaborar un vino natural (a diferencia de la agricultura ecológica que si lo es).

Es más fácil que veamos que es lo que no se puede hacer cuando elaboramos un vino natural. Los vinos naturales prohíben el uso de productos químicos, herbicidas y pesticidas, levadura añadida, azúcar añadida, maquinaria en el viñedo (las uvas son cosechadas a mano), y cualquier tipo de bomba o equipo que pueda ensuciar el vino. Desde este punto de vista, un vino sería considerado no «natural» si, por ejemplo, un enólogo añadiera una cepa específica de levadura, o si se utilizara una máquina para cosechar uvas en lugar de manos humanas, dos prácticas que son muy comunes en el mundo de la vinificación.

La mayoría de los vinos elaborados de forma convencional son clarificados con algún tipo de agente (generalmente clara de huevo o gelatina) y filtrados antes de ser embotellados. Pero la clarificación y el filtrado son generalmente vistos como una manipulación del vino en la comunidad de los vinos naturales, por lo que no lo hacen, lo que significa que puede haber sedimentos en su vino.

Según todo lo dicho, podríamos afirmar que el vino natural es más saludable que el que no lo es ya que se elabora con frutas producidas orgánicamente, y sus prácticas prohíben el uso de productos químicos.

Un tema muy ‘peliagudo’ es el tema de que un vino natural está libre de sulfitos. Y esto no es realmente verdad, ya que si que los tiene en pequeñas cantidades ya que todos los vinos contienen sulfitos, ya que son un subproducto natural de la fermentación, en cantidades mínimas. Sin embargo, aquí es donde el debate sobre el vino natural se complica. Muchos enólogos consideran la adición de sulfitos al vino como una manipulación del producto natural, mientras que otros la consideran un paso necesario, ya que los sulfitos son un conservante para el vino. La no inclusión de sulfitos lo único que hace es que no dure tanto tiempo en nuestra despensa como duraría un vino que si los tuviera añadidos.

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Conservas Codesa