Sobrelías Club B2C
Guía Online de Vinos

Vino, el consejo de un amigo es mejor que el de un influencer

Sobrelias TV

 3,037 Lecturas

El consejo de un amigo

Vino, el consejo de un amigo es mejor que el de un influencer

Vino, el consejo de un amigo es mejor que el de un influencer, según Wine Intelligence, ya que considera que el papel de Twitter, Facebook, Instagram y TikTok en el consumo de vino sigue siendo secundario, pero entre los jóvenes puede que comience a tener algo de influencia, cosa que no ocurre en los Baby Boomers.

El promedio global de un usuario de redes sociales diario es de es de 144 minutos. Reconoce que mucho de este tiempo es ‘un pasatiempo’ al que no se le presta demasiada atención, dándole poca credibilidad a lo que les recomiendan a través de Twitter, Facebook, Instagram y TikTok cuando se trata de asuntos serios.

Sin embargo si reconocen que estas redes sociales son un flujo de información y publicidad, muchas veces mitigado por influencers y su narración, algo que estiman que solo influye en algunos perfiles de consumidores de menor edad. Una forma de marketing y comunicación que, inevitablemente, se arraiga sobre todo entre los más jóvenes, pero que, y ahí está la sorpresa, todavía no parece capaz de penetrar en el vino, como dicen los resultados del «Vintract» de Wine Intelligence.

Para los amantes del vino en mercados como China, USA y Gran Bretaña, los tres principales mercados para el consumo de vino, la fuente principal de información y de asesoramiento en la compra de nuevos vinos, sigue siendo la de los consejos y recomendaciones de amigos o compañeros de trabajo.

No significa que las redes sociales no se estén labrando su propio espacio, sino que se limita a las generaciones más jóvenes, fundamentalmente a la Generación Z y, más aún, a las generaciones más jóvenes, los Millennials.

En China, el 43% de los consumidores habituales de vino indicaron a sus amigos, familiares y colegas como la fuente de información más confiable, seguidos de los sitios web corporativos de las bodegas (42%), a la par de blogs, sitios web especializados y consejos. Las redes sociales fueron mencionadas por solo el 34% de los amantes del vino como una fuente confiable.

En Estados Unidos, los amigos y la familia son señalados por el 70% de los amantes del vino como la primera fuente de información para elegir qué beber, pero el 40% de los consumidores admite que también confía en las redes sociales para encontrar información y recomendaciones sobre qué vino comprar. Un porcentaje que, entre los muy jóvenes (Generación Z), se eleva al 52%. También es interesante notar que entre los Millennials la credibilidad de las redes sociales se encuentra en un nivel justo por encima de la media: 44%.

En el Reino Unido continúan teniendo un enfoque más tradicional del mundo del vino, donde solo el 29% de los amantes del vino británicos indican a las redes sociales para un consejo de vinos. Y el porcentaje no es diferente entre Millennials y Z Generation. Además, si el nivel de confianza en la información proporcionada por un blogger de vinos o un experto en vinos en línea es del 40%, los amigos, familiares y colegas (75%) siguen siendo, con mucho, las fuentes de información más confiables para los bebedores de vino.

El consejo de un amigo, clave

En definitiva, el fenómeno de los influencers, y más en general el peso de las redes sociales en el consumo de vino, está lejos de ser dominante, pero es una tendencia que no debe tomarse a la ligera.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Conservas Codesa