Vía Romana do Camiño, ediciones limitadas de pequeñas producciones en homenaje a los peregrinos del Camino de Santiago

 4,539 Lecturas

Vía Romana do Camiño

Vía Romana do Camiño, ediciones limitadas de pequeñas producciones en homenaje a los peregrinos del Camino de Santiago

Hoy os presentamos este grupo de vinos que la familia Méndez-Rojo elabora en su bodega Vía Romana Adegas e Viñedos en Ribeira Sacra como Vía Romana do Camiño, una edición limitada en homenaje a los peregrinos del Camino de Santiago. Sin duda, vinos de pequeñas producciones que muestran a la perfección la esencia del terruño de esta zona de Galicia donde los peregrinos transitan en su viaje a la ‘tumba del apóstol’ a Santiago de Compostela.

Una colección de 5 vinos entre las que nos encontramos 3 vinos tintos, un vino blanco y un vino rosado.

Entre los primeros nos encontramos con el Vía Romana Do Camiño Mencía Barrica, el Vía Romana Mencía Barrica levaduras Autóctonas y el Vía Romana Do Camiño Brancellao. Además nos encontramos también con los vinos Vía Romana Do Camiño Godello y Vía Romana Do Camiño Rosado.

Hoy os acercamos la cata de los tres vinos tintos, fiel reflejo de las varietales con los que se elaboran, del terruño de la Ribeira Sacra y del estilo inconfundible de elaboración de las bodegas de Familia Méndez-Rojo.

Vía Romana Do Camiño Mencía Barrica

Vía Romana Do Camiño Mencía Barrica 2020 es un monovarietal Mencía que recibe su nombre de su elaboración, ya que fermenta en barrica abierta y tiene una posterior crianza en barricas de roble francés (de 225 y 500 l.) de 6 meses.

Con una selección previa de las uvas procedente de pequeñas parcelas en Ribeira Sacra, el primer mosto del estrujado es el empleado en su elaboración.

Un vino de 12,5% vol., no demasiada graduación para ser un vino tinto con paso por madera, lo cual nos parece ideal ya que permite muy bien reflejar la frescura de la varietal Mencía, la presencia de la fruta, típicamente roja, a la vez que con una complejidad y carácter que le dan las barricas.

Un color picota de intensidad media-alta, con ribetes violáceos denotando juventud, algún reflejo cardenalíceo, muy brillante y limpio en copa.

Nariz de intensidad media con mucha frescura, destacando, como os comentábamos, al presencia a fruta roja, aportes florales que se intensifican al airear la copa, a la vez que surge sutilmente el aporte de la barrica, dando complejidad pero sin superponerse a la fruta, dejando toques a regaliz, aportes herbáceos, ligeros tostados, algún aporte balsámico, con una mineralidad de fondo muy fresca.

Boca de ataque fresco, mucha fruta, excelente acidez, buena estructura que le da la barrica y la fermentación en las mismas, con un volumen medio en el paladar que le dan un pase de muy fácil beber, con mucha fruta pero un cuerpo de complejidad que le da la madera. Una muy buena persistencia y un final bastante largo.

Un muestra de vinos con gran frescura y juventud pero a la vez complejidad.

Vía Romana Mencía Barrica Levaduras Autóctonas

Vía Romana Mencía Barrica Levaduras Autóctonas 2020, es otra elaboración que cuenta a la Mencía como protagonista. Tan solo se elaboran 300 botellas de este vino derroche de frescura y fiel reflejo de la tipicidad de esta uva y esta zona de la Ribeira Sacra en Galicia.

Tras una selección de racimos, en este vino nos encontramos que realiza la fermentación con levaduras indígenas, para pasar posteriormente 7 meses de crianzas en barricas de roble (un mes más que su hermano ‘Barrica’ que os comentábamos anteriormente).

Con 12,5% vol., presenta en copa parada un color similar a su hermano, con cierta intensidad un poco más oscura, pero conservando muy bien el color picota y reflejos violáceos.

La nariz presenta algo más de intensidad que su hermano, muy fragante, con mucha fruta cerezas, frambuesas, incluso ligeros toques a arándanos, a lo que se le añada un toque complejo aporte de las levaduras y la madera, con aportes florales a violetas, herbáceos, balsámicos, tostados, café, regaliz,  ligeros aportes especiados, con buena mineralidad.

El ataque en boca es muy fresco, fruta y acidez de la mano. Estructura para crecer en botella gracias al buen trabajo de las lías. Volumen medio, sedoso al paso, sabroso, con muy buena persistencia. Tostados, especiados como en nariz y un final medio tirando a largo.

Ligeramente más complejo que su hermano el Barrica pero también tremendamente fresco, afrutado y de muy fácil beber.

Vía Romana Do Camiño Brancellao

Vía Romana Do Camiño Brancellao 2019 es, como os podéis imaginar, un vino elaborado como monovarietal Brancellao, uva tinta autóctona gallega que fue sustituida en los viñedos gallegos en su día por la Mencía y la Garnacha Tintorera pero que llevan recuperando bodegas en varias zonas de Galicia ya unos cuantos años. Por ese motivo, poder disfrutar de un monovarietal Brancellao siempre es una delicia (habitualmente se mezcla en coupage con otras uvas tintas)

De este vino además, solo se han elaborado 300 botellas, lo cual lo convierte en una delicia muy exclusiva. A esto se le añade que la bodega, para conservar la esencia de esta varietal y la elaboración de los vinos como antaño, realiza una vinificación tradicional en depósito de madera de roble francés.

Su 12% vol. nos deja en su cata un vino super expresivo, vivo en su cata, a pesar de que aporta un toque glicérico que le da gran paso sabroso principalmente por el paladar.

En vista presenta una capa media con un color rojo picota, intensidad media, brillante y limpio, con reflejos violáceos en movimiento. La lágrima, como os comentaba, deja toques glicéricos, ayudado por su estancia en botella que le ha permitido tener mucho carácter.

La nariz es encantadora. Muy intensa (puede que más que los Mencías), con mucha frescura, presencia a fruta roja, a fruta del bosque, inconfundibles aportes florales como violetas, aportes tostados suaves al airear la copa, acompañado de mineralidad-terrosa muy sugerente. Ligeros especiados y toques a café.

Ataque fresco y amplio en boca, que va ganado carnosidad en el paso por el paladar, donde vuelve a percibirse el toque glicérico que os comentábamos anteriormente. Muy buena estructura, que le ha dado gran capacidad de guarda y afinamiento en botella, dejando un vino carnoso, de carácter, sabroso, con mucha fruta, pero que al presentar esta graduación, lo convierte en un vino de muy fácil beber. Mucha persistencia y un final largo.

Sin duda una enorme recomendación para los que sois amantes de los vinos tintos diferentes, con frescura, viveza y carácter.

La colección de los Vinos Do Camiño que elaboraVía Romana Adegas e Viñedos se completa con los vinos Vía Romana Do Camiño Godello y Vía Romana Do Camiño Rosado.

El primero es un monovarietal Godell con una vinificación en la que, tras una vendimia manual, tiene lugar el despalillado, estrujado y prensado para obtener el vino mosto que posteriormente tendrá una crianza sobre sus lías finas al menos cuatro meses, consiguiendo con ello conservar la frescura y presencia de fruta de esta varietal,

El segundo es un vino monovarietal Mencía que, tras la selección manual de los racimos, se elabora por sangrado del mosto, lo que le da su color elegante y atractivo, pasando posteriormente una crianza sobre lías que le aporta una complejidad especial que se une a la frescura de la fruta que da esta uva, dejando un conjunto que los convierte en un vino rosado diferente.

José Luis del Campo
CEO en Socialmedia Network

José Luis del Campo. Sumiller. Asesor online de bodegas. CEO en Socialmedia Network.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

28.778.364 Lecturas