Valtravieso Bodgas y Viñedos

Un consumo moderado de vino se relaciona con un menor riesgo de demencia

100 mejores vinos españoles catados en 2021 en sobrelias.com

 4,232 Lecturas

Un consumo moderado de vino se relaciona con un menor riesgo de demencia

Un consumo moderado de vino se relaciona con un menor riesgo de demencia. Los investigadores encuentran evidencia de beneficios neuroprotectores en una copa de vino diaria y algunas tazas de té.

Investigadores de la Universidad de Giessen y la Universidad de Leipzig de Alemania recientemente analizaron el café. té y vino, y encontró beneficios cerebrales similares para el vino y el té.

El estudio, publicado en Brain Sciences, recopiló datos de 350 000 participantes en la cohorte del Biobanco del Reino Unido, una base de datos biomédica a gran escala con información de salud de más de medio millón de residentes del Reino Unido, de 38 a 73 años. Los investigadores identificaron 4270 casos de demencia en el grupo encuestado.

Los participantes habían respondido cuestionarios sobre hábitos alimentarios. El consumo de vino tinto, vino blanco y champán se agrupó bajo «vino», mientras que la cerveza, los licores y el vino fortificado se etiquetaron como «no vino». Una porción de vino se definió como 10 gramos de alcohol (una copa estándar de vino son 14 gramos). El consumo de vino se agrupó en cuatro categorías: ninguno, ligero (menor o igual a 12 gramos de alcohol por día), moderado (mayor de 12 a 24 gramos por día) y pesado (más de 24 gramos por día).

El consumo de café y té se documentó en tazas por día. El consumo moderado de café se definió como entre tres y cuatro tazas por día, mientras que el té se agrupó en cuatro categorías como el vino: ninguno, ligero (de cero a dos tazas por día), moderado (de tres a cuatro tazas por día) y pesado (más de cinco tazas al día).

Los resultados mostraron que, entre todos los participantes, los bebedores moderados de vino tenían un 19 por ciento menos de riesgo de demencia que los no bebedores de vino. Un problema: cuando los datos se dividieron por género, los hombres que bebían vino mostraron un riesgo 17 % menor, pero las mujeres que bebían vino no mostraron una diferencia estadísticamente significativa en comparación con las que no bebían vino.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*