‘Un Bierzo, Mil Vinos’: Excelente panorama del vino en El Bierzo en cata a ciegas

‘Un Bierzo, Mil Vinos’: Excelente panorama del vino en El Bierzo en cata a ciegas

Probar, catar, volver a probar y volver a catar, … , siempre ha sido la mejor forma de conocer y saber más de vinos. Probar un vino de una determinada zona o de una determinada uva puede terminar en un gran descubrimiento e, incluso, en un flechazo con ese tipo de varietal o de zona. Pero cuando quieres entrar de lleno en una zona concreta, en su terruño, en su tipo de vino, en la cultura del vino de sus gentes, en sus tradiciones a la hora de elaborar vino, no tienes más remedio que lanzarte por completo a visitar sus pueblos, sus viñas, hablar con sus gentes y, sobre todo, a catar sus vinos. Si catas mil vinos, mil sorpresas que te puedes llevar.

Esta ha sido nuestra intención en el especial de este mes que dedicamos a El Bierzo, a su terruño, a sus gentes y, como no, a sus vinos. Y qué mejor forma de hacerlo que con una cata a ciegas que nos de una visión de los vinos que os podéis encontrar en esta comarca cuando vengáis a visitarla.

Para muchos, hablar de El Bierzo en materia de vinos es hablar solamente de Mencía entre las uvas tintas y Godello entre las blancas, ambas las mayoritarias es su tipo dentro de los viñedos bercianos. Pero aunque son las uvas de referencia, otras varietales como la Garnacha Tintorera (Alicante Bouschet) entre las tintas y la Palomino o Doña Blanca entre las blancas, pueden verse en sus viñas.

Pero ya no es tan importante relevante el tipo de uva como la gran variedad de suelos, orientaciones y alturas que hay dentro del mapa de los viñedos en El Bierzo. Esta comarca se ubica en un valle que le arropa permitiendo tener un microclima con características del clima gallego en cuanto a humedad por ejemplo y al clima castellanoleonés con mayores temperaturas medias. Es un clima que favorece todos los cultivos y, por la tanto, a los viñedos. Las subidas y bajadas del relieve, en algunos puntos de la comarca con gran desnivel, dan lugar a viñedos muy diferentes en cuanto a su altitud, unido a que muchas parcelas son de reducida dimensión y se orientan como pueden, dan como resultado una diversidad de viñas que, aunque cultivan las mismas varietales, dan uvas completamente diferentes y eso se percibe posteriormente en los vinos. De ahí que sea muy acertado decir ‘Un Bierzo, Mil Vinos’.

Esto se ha podido ver en la cata a ciegas que hemos realizado donde hemos podido probar vinos que, siendo elaborados con las mismas uvas, con la misma crianza y en zonas muy próximas, presentan grandes diferencias.

Otra cosa que hemos podido percibir en la cata y hablando con las bodegas, es que cada una intenta diferenciarse por algo, ya sea por forma de elaboración (con o sin raspón o diferentes porcentajes), viñedos plantados de pie, en vaso en balcón, tiempos diferentes de crianza de los vinos, coupages diferentes de uvas, pero todo ello sin ponerse barreras o límites, es decir, los vinos no tienen que estar un tiempo fijo en barrica por ejemplo, sinoo que están hasta que los enólogos consideran que están en su mejor momento. Eso ha hecho que en la cata nos hayamos encontrado con una enorme variedad de vinos en cuanto a plazos de crianza, formas de crianza (madera, ánforas, depósitos,…), coupages,….

Qué ha ocurrido en el horizonte vinícola de El Bierzo

Pues algo tan sencillo como que se ha pasado en dos décadas del estereotipo del vino del Bierzo como ‘joven’, ‘sin crianza’, ‘todo fruta’, ‘de gran acidez’, a vinos elegantes, sedosos, con carácter y personalidad, conservando su esencia de frescura, presencia de fruta y marcada acidez. Y es que, a fin de cuentas, la Mencía es como es y da los grandes vinos que da.

Ya no es encasillado el vino de El Bierzo en un solo tipo como antes, sino que ahora es un conjunto amplio de vinos que representan a la perfección el terruño berciano, sus diferentes suelos, climas y ubicaciones y que, aunque mantienen características comunes, son muy diferentes. Esa es la nueva imagen de la ‘Marca Vino de El Bierzo’ que se debe dar a conocer, la de enorme calidad y gran pluralidad de los vinos que se elaboran aquí.

Recientemente en un restaurante de Madrid en una comida, uno de los presentes pidió ‘un Bierzo’ y hasta que vio la botella no se podía creer que fuera un vino elaborado en esta comarca.

La riqueza sin duda para los vinos de El Bierzo que nos encontramos ahora, y por lo tanto su fortaleza, es el gran abanico de vinos que nos encontramos, todos de gran calidad, amparados bajo la misma marca. Se debe dar a conocer ‘el mapa completo del vino de El Bierzo’, sus subzonas, una especie de parcelización que determina las características de los diferentes vinos pero que luego todos ellos en su conjunto, con sus particularidades y diferencias, son los que realmente dan la imagen del vino de El Bierzo.

La Cata a Ciegas

La cata a ciegas es la mejor forma de poder disfrutar de los vinos, ya que sin condicionantes, podemos realmente valorarlos como se debe, solamente en función de las sensaciones que nos han dado durante su cata.

Tras las puntuaciones de la cata, hemos decidido mostrar la imagen de los vinos catados en diferentes reportajes para que podáis comprender lo que os hemos comentado hasta ahora.

Este reportaje ‘Un Bierzo, Mil Vinos’, busca mostraros el amplio abanico de vinos de gran calidad que hay bajo una misma marca.

    

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.