Sobrelías Club B2C
Guía Online de Vinos

¿A qué temperatura se sirven los vinos tintos?

Sobrelias TV

 1,656 Lecturas

¿A qué temperatura se sirven los vinos tintos?

temperatura a la que se sirven los vinos tintos

Saber la temperatura a la que se sirven los vinos tintos, es algo que muchos nos hemos preguntado en bastantes ocasiones. La solución más sencilla es mirar si pone la temperatura ideal para su consumo la propia botella, algo que últimamente ha ido en aumento y que el propio enólogo o bodega ya lo suele poner para ayudar al consumidor a probar su vino en condiciones óptimas y evitar así posibles disgustos.

Pero si la botella no indica la temperatura óptima, bueno será el que tengamos algunas ideas de a qué temperatura se sirven los vinos tintos ya que no en vano hablamos de casi el 80% del consumo del vino que se realiza en España.

Lo cierto es que todos tenemos una ligera idea de cuáles pueden ser estas temperaturas, pero teniendo en cuenta de que no todos los vinos tintos son iguales (diferentes vinos tintos en España) será bueno el tener algunas nociones de como puede cambiar la temperatura en función del vino tinto que tengamos delante.

La temperatura a la que se sirven los vinos tintos varían en función del tipo de uva con la que estén elaborados así como con el tipo de crianza con que se hayan realizado. Hay múltiples posibilidades combinando ambos aspectos, con lo cual intentaremos dejaros unas pautas a seguir que eviten que cometáis grandes errores.

La primera es marcar un máximo y un mínimo en el que se pueden mover los vinos tintos. No servir a más de 18º ni a menos de 12º. Ningún vino tinto a más de 18º permite realizar una cata que permita percibir todo lo que lleva dentro, hasta los vinos potentes, de larga crianza o de varietales complejas, a partir de esa temperatura dan serios problemas para percibir sabores y aromas. El vino en el paso por boca se hace ‘pastoso’ y no permite que las papilas gustativas perciban muchas cosas.

Ningún vino tinto puede servirse a menos de 12º. Aunque no lo creáis, hay vinos tintos que se pueden servir a esa temperatura, pero nunca a menos. Son vinos elaborados con varietales muy afrutadas, frescas, con gran acidez lo cual les permite ser catados a menores temperaturas de una forma óptima. Menos de la graduación indicada, no permite sin embargo a las uvas tintas mostrar sus aportes en la cata.

Por tipos de crianza

copa de pinot noir

Copa de Pinot Noir

Un vino tinto joven, sin nada de crianza en barricas, puede admitir ser catado en un tramo entre los 12º y 14º grados de forma óptima. No quiere decir que no se pueda catar asta los 16º (más no), pero en la franja indicada es donde mostrará mejor su potencial.

Si hablamos de un vino tinto de corta crianza, más o menos hasta los 8 meses, la franja más interesante se movería entre los 12º y los 16º, más cerca del tramo superior que del inferior. Dependería mucho de la varietal con la que esté elaborado.

Vinos con crianza y larga crianza. En estos casos la franja de temperaturas óptima se iría a la horquilla de los 16º y 18º. Iríamos más hacia un lado o hacia el otro según el tipo de crianza (meses de permanencia en barricas) y según el tipo de varietal con la que es elaborado.

Por tipos de varietales

No todas las uvas tintas dan lugar a mismos tipos de vino. Cada uva aporta unas características diferenciadores a los vinos que les hace más proclives a ser servidos a unas temperaturas diferentes.

Los vinos tintos que se sirven a menores temperaturas son aquellos vinos sin crianza elaborados con varietales muy frescas, afrutadas, que aportan un volumen medio o bajo en el paladar, donde la acidez al servirse a temperaturas más bajas permite que salga todo lo que el vino lleva dentro. La varietal más clara que se incluye en este grupo es la Pinot Noir. Los vinos tintos elaborados con estas uvas son vinos para tomarlos más fríos, incluso he probado alguno que se sirve igual que los vinos blancos de crianza.

copa de cabernet sauvignon

Copa de Cabernet Sauvignon

Un vino de esta uva sin crianza se movería entre 12º y 14º más por la parte baja, mientras que si tiene un poco de crianza. se movería por la parte alta.

En España uvas tintas como la Bobal o como la Mencía, con mucha acidez y fruta, en vinos jóvenes sin crianza, podrían moverse en esta horquilla. Aun así, nuestra recomendación es que este tipo de vinos se sirviesen más cerca de los 14º que de los 12º.

Si vamos a la franja de temperaturas entre los 12º y 16º, nos metemos en la más amplia, con cabida para vinos jóvenes, con corta crianza e incluso con crianza media-larga. Son vinos elaborados con varietales que aportan presencia de fruta, tienen acidez, un volumen medio en función de como se hayan elaborado, pero que admiten un gran abanico de temperaturas optimas en función de su crianza. La varietal que mejor encaja en esta horquilla de temperaturas es sin duda la Tempranillo. Además es una va que se puede dar prácticamente en todo el mundo con características diferentes (incluso dentro de España hay Tempranillos muy diferentes).

Nosotros hemos catado Tempranillos de la zona de la Mancha de poco cuerpo, volumen bajo en boca que necesitaban de temperaturas más bajas para catarlos. pero también hemos catado vinos de Rioja o Ribera, con crianza media o larga incluso, que tenían que irse a los 16º por como era su elaboración y potencia de sensaciones.

copa de syrah

Copa de Syrah

Por último están los vinos que por las características de sus uvas, hay que catarlos en la horquilla de 16º y 18º grados, con independencia de la crianza que hayan tenido ya que dan lugar a vinos siempre potentes, complejos y que necesitan de estas temperaturas. Hablamos de vinos elaborados con uvas como la Syrah, la Merlot e incluiríamos en este grupo a los vinos elaborados con Cabernet Sauvignon. Ya sean monovarietales o como coupage de varias uvas, los vinos elaborados con cualquiera de estas son potentes, vinos de guarda durante años, vinos que cuando se abren necesitan oxigenarse y para ello muchas veces necesitan decantarse lo cual ya hace que la temperatura óptima sea más elevada que la de otros vinos tintos.

Pocas veces catarás vinos de estas uvas a menos de 16º.

Pero bueno, el tema de la temperatura a la que se sirven los vinos tintos es algo orientativo, ya que después depende de otros factores como el gusto del bebedor, si el vino lo estás catando en copa o si bien lo estás maridando con un plato (y cómo sea este), o incluso si la copa que empleas se ha enfriado anteriormente (cómo enfriar vinos). Pero esperamos que estos tips o consejos os ayuden en vuestra próxima cata para disfrutar de cualquier vino tinto en su óptima temperatura.

 

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Conservas Codesa