Sobrelías Club B2C
Guía Online de Vinos

Remírez de Ganuza, visitamos Samaniego, bodega referente en Rioja

Sobrelias TV

 5,025 Lecturas

Visita a Remírez de Ganuza

Hoy nos dirigimos hasta la localidad de Samaniego para visitar una de las bodegas con más solera y reputación de la DOCa Rioja. Hablamos de Remírez de Ganuza, fundada por don Fernando Remírez de Ganuza allá por el año 1989.

Podemos afirmar que Fernando fue un visionario de la época. Dedico su tiempo y dinero a buscar y comprar viejas parcelas de viñedo para más tarde dar forma a su ambicioso proyecto. Comenzaron a elaborar vino en 1991, pero no fue hasta el siguiente año, 1992, cuando sale a la luz el primer vino etiquetado por la bodega.

Jose Ramón Urtasun entra a formar parte del negocio en el año 2010, siendo en la actualidad la cabeza visible de la bodega, asesorado por Fernando. Una nueva etapa comienza dentro de Remírez de Ganuza, y nosotros teníamos ganas de conocerla.

En bodega nos espera Jesús Mendoza, enólogo desde el año 2001, nada más y nada menos que 20 años a sus espaldas elaborando sus vinos. Forma parte de la familia.

Viñedo de Remírez de Ganuza

Nos dirigimos al viñedo. Tenemos especial interés en conocer su viñas y como las trabajan. Se nota que a Jesús le apasiona su trabajo. Y eso se agradece. 70 ha en propiedad tiene la bodega, distribuidas en más de 80 pequeñas parcelas, ubicadas en diferentes localidades de la zona (Samaniego, Ábalos, San Vicente, Labastida, El ciego ….. ) . Esto implica diferentes orientaciones, suelos y variedades en cada una de las mismas.

Predomina el viñedo en vaso, un vaso podado en altura. La media de edad es bastante elevada, algunas viñas tienen más de 100 años.

Digamos que la Tempranillo es la variedad principal, la más predominante. No podía ser de otra manera. También trabajan con Garnacha Tinta y Blanca, Graciano, Viura, Calagraño y Alarije (Malvasía).

Suelos de todo tipo, aluviales, calizos, arcillosos, arena, pedregosos…. pero es el arcilloso calcáreo el más común entre todos ellos. Como curiosidad, Jesús me aporta un dato interesante. En las zonas de ladera con poco suelo, por norma general encontramos plantada la variedad blanca Viura. ¿Por qué esta varietal y no Tempranillo por ejemplo? Muy fácil de explicar. Nuestros abuelos no eran tontos, sabían que en zonas de poco suelo, el Tempranillo no enraizaba bien, de ahí la búsqueda de una variedad que se adaptara mejor a ese tipo de suelo.

Tempranillo

Por ese motivo muchas de las laderas más pobres de la zona están plantadas con Viura.

Y bendito sea ese motivo, ¡Vaya Viuras que tiene Remírez de Ganuza! Digna de mención la parcela “Olagar” (zona de Aulagas), en el valle de la Canoca, término municipal de San Vicente de la Sonsierra. Impresionantes esas vides.

Viura

Jesús nos va explicando cómo trabajan la tierra y la vid, y lo que buscan conseguir. Mucho trabajo y esfuerzo tiene que haber detrás de esas palabras. No son simples palabras, son hechos, y se reflejan en sus vinos.

5 personas fijas en campo a lo largo de todo el año, el número se cuadriplica en época de vendimias. Viticultura integrada. Dato curioso el que os comento. No le gusta a Jesús trabajar con cobre. Busca otros medios lo más respetuosos posibles para no utilizarlo. Uso de abonos naturales, barbados antes del injerto, arados suaves, recuperación de suelos con masa vegetal, esperguras desde la floración, deshojados solo internos (no buscan sobre maduraciones ni que las uvas se achicharren por el sol), vendimias no muy tardías, manuales en cajas, producciones muy bajas, desde los 1500 kg/ha en las parcelas más viejas, hasta los 5000 kg/ha en las más productivas….. y un largo etc con el que Jesús me explica con pasión cada paso que realizan en campo.

Bodega y elaboración

Tras dos intensas horas, volvemos a bodega. Las instalaciones las conozco de otras ocasiones en las que visitamos esta bodega. Os contamos cosas.

En época de vendimias utilizan las cámaras frigoríficas (maceración en frío). Recepcionan unos 15.000 kg de uva al día. 200.000/250.000 kg de uva anuales por norma general son los que elaboran. Todos ellos pasan por mesa de selección. Acero inoxidable y hormigón para las fermentaciones alcohólicas. Uso del sulfuroso limitado a vendimia y una vez terminada la fermentación maloláctica. Levaduras propias casi siempre. Realizan pequeños remontados sin ser muy agresivos. No se busca demasiada extracción y color, si se busca fruta y frescura.

La barrica es al protagonista de la fermentación maloláctica y la crianza. Casi todos los vinos hacen la primera en barrica nueva o de un uso de roble Francés. Solo un trasiego tras acabar esa maloláctica.

El parque de barricas cuenta con unas 1.000 unidades de diferentes tonelerías. Taransaud, La Grange, Ermitage etc… como os decía antes nuevas o de un solo uso. Capacidades de 225 y 228 litros. Renuevan anualmente un 25% de ese parque de barricas, unas 200 unidades.

Vinificaciones por separado, por suelos, parcelas y pueblos. Luego se decidirá el coupage de cada vino mezclando dichas vinificaciones.

Tenemos la oportunidad de catar copa en mano cada una de ellas y lo diferentes que son. Es un ejercicio práctico con el que aprender a diferenciar una misma variedad trabajada en zonas diferentes.

Elaboran unas 200.000/220.000 botellas al año. Bodega de tamaño medio en Rioja y de gran calidad. Con precios moderados justificados por todo el trabajo que os acabo de explicar. Para nada caros sus vinos creo yo.

A grandes rasgos esta es su forma de trabajar. Os podríamos contar decenas de cosas más que Jesús nos fue explicando. Pero mejor que hablen sus vinos. A continuación os comentamos en cata cada uno de los que tuvimos ocasión de probar junto a Jesús y Vicky (responsable de bodega).

Cata de vinos de Remírez de Ganuza

En concreto os vamos a acercar los vinos Erre Punto 2020, Trasnocho 2019 (aun sin salir al mercado), Remírez de Ganuza Reserva Tinto 2013, Remírez de Ganuza Gran Reserva Blanco 2013 y Remírez de Ganuza Reserva Blanco 2018.

Erre Punto 2020

Maceración carbónica con la punta de los racimos más grandes. Elaborado en tanques abiertos, con una fermentación alcohólica muy pura que dura unos 12 días. Se le añade un 15% de blanco sin despalillar.

Un vino que es elaborado con las varietales Tempranillo, Garnacha, Viura y Malvasía. La primera añada de este vino fue la de 1999.

En esta añada del 2020 se han elaborado 14.000 botellas.

Un vino este Erre Punto 2020 que en su cata nos deja un color amoratado, capa media tirando a alta, limpio y sin defectos.

Intensidad alta en nariz. Fresa, lila, violeta, plátano.

El ataque en boca marca el carbónico, para nada molesto. Vino frutal, goloso y herbáceo. Directo vertical amable, fácil de beber. Final medio.

Un vino que tras su cata merece la calificación de Muy Bueno llegando a los 89+ puntos.

Trasnocho 2019

Trasnocho 2019 es un vino que es elaborado con Tempranillo con algo de Graciano. Obtenido del mosto flor del primer prensado tras el descube, con un pequeño aporte de hollejos de uvas blancas.

Se espera realizar una producción de 9.500 botellas.

En su cata es un vino que en vista nos deja un color cereza picota, ribete amoratado, capa media tirando a alta.

En nariz presenta una intensidad media. La copa no ayuda. Fruta negra, moras, ciruelas. Flores lilas. Aporte mineral. Madera de fondo sin ser molesta. Tostados y vainilla de fondo.

En boca ataque seco y poderoso. Vino con estructura. Buena acidez. Tanino por pulir pero elegante. Especiado y mineral en boca. Final persistente, amargo de calidad.

Gran vino que se merece la calificación de Excelente, llegando a una puntuación de 94/95 puntos.

Remírez de Ganuza Reserva Tinto 2013

Remírez de Ganuza Reserva Tinto 2013 es un vino elaborado con Tempranillo y Graciano. Buque insignia de la bodega. Tiene una producción de 42.000 botellas.

Añada difícil la 2013 en campo.

Un vino que en su cata en vista, a copa parada, nos deja un color cereza picota. Capa media. Algo evolucionado. Sin defectos.

Nariz intensa. De corte de Rioja más clásico. Cerezas, fresas algo maduras. Especiado, laurel, canela, pimienta, clavo. Monte bajo, balsámico y terciarios. Aquí si se hace presente la madera. Complejo en nariz.

La boca es buenísima. Ataque fino, elegante, suave, sutil. Cualquier adjetivo sirve. Al paso acidez grandiosa. Afilado, estructurado, taninos maduros, crujientes, bien hechos. Madera presente, toques de vainilla, coco, pimienta, clavo. Final amargo de calidad, largo. Con recorrido.

Vinazo que merece la calificación de Excelente tras su cata llegando a una puntuación de 94/95 puntos.

Remírez de Ganuza Gran Reserva Blanco 2013

Remírez de Ganuza Gran Reserva Blanco 2013 un vino elaborado de la finca de Olagar, 3 ha. de Viura, Calagraño, Garnacha Blanca y Alarije. 600 metros sobre el nivel del mar. En ladera arcillosa, calcárea poco profunda.

10 meses de madera nueva francesa con lías y batonage y 7 años de botella.

Un vino que en su cata en copa parada en vista nos deja un color amarillo verdoso, muy limpio y sin defectos.

En nariz de intensidad media pero concentrada y muy compleja. Huele a muchas cosas. Mineral por encima de todo. Fruta blanca. Infusionado, manzanilla, tila, lavanda. Tierra mojada, pedernal. Tostados, levaduras, panadería, vainilla. Muy top.

En boca. Ataque seco y fino. Paso por boca con volumen, ancho y largo. Muy fresco, con buena acidez. Mineral marcado, tiza, yeso. Fruta blanca. Salivas sin parar. Final muy largo.

Vino top, con recorrido, que tras su cata merece la calificación de Excepcional, llegando a una puntuación de 96 puntos.

Remírez de Ganuza Reserva Blanco 2018

Remírez de Ganuza Reserva Blanco 2018 es un vino que es elaborado con Viura, Malvasía y Garnacha blanco. Pasa entre 8 y 12 meses de madera nueva francesa, lías y batonage.

En vista en su cata, nos deja en copa parada un color amarillo pálido con ligeros tonos verdosos en el movimiento de la copa. Limpio y sin defectos.

A la nariz es un vino que presenta una intensidad media tirando a alta. Gran presencia de cítricos, frutas blancas, algo de hueso. Balsámico, mineral, madera, tostados, panadería.

En boca presenta un ataque seco, fresco, madera y lías presentes. Sabroso y con estructura. Buena acidez. Con recorrido en botella.

Un vino que tras su cata merece la calificación de Excelente, llegando a una puntuación de 93 puntos.

Ricardo Gil

Riojano ante todo, de los que piensan que para saber catar un buen vino antes debe catar muchos malos. Este mundo del 🍷 necesita más humildad y menos medallas. Salud!!

Docente en Higher Master Sumiller Mercados del Vino - Enoteca Khantaros

Instg: @ricardogilrodriguez

2 comentarios

  1. JOSÉ MIGUEL SOMALO URUÑUELA

    Me encantan los vinos de Fernando. El fruto del trabajo bien hecho, trasladado a sus vinos es excelente.El blanco Reserva 2013 , insuperable, una delicia para los sentidos. Enhorabuena a todo su equipo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Conservas Codesa