Guía Online de Vinos

Maridaje de maravillosos quesos gaditanos con vinos de Jerez y otras alternativas

Puntos sobrelias

 2,305 Lecturas

quesos el Bosqueño

Maridaje de Quesos el Bosqueño con vinos de Jerez y otras alternativas

Maridar quesos y vinos es, con mucha probabilidad, uno de los maridajes más clásicos de nuestra gastronomía. La gran cantidad de quesos de enorme calidad que tenemos, con diferentes elaboraciones, con diferentes procedencias en cuanto a la leche empleada, tipos de curación,.., hace que, unido a la amplísima oferta de vinos que tenemos, podamos hacer casi infinitas combinaciones de maridajes, todas ellas excelentes. Y nos hemos decantado por Quesos el Bosqueño.

Hoy os queremos acercar el maridaje de cuatro quesos realmente espectaculares que nos llegan de la mano de Quesos El Bosqueño. Sus peculiaridades abren el abanico de posibles maridajes que ayuden a potenciar o a contrarrestar su sabor.

Quesos El Bosqueño es una de las queserías españolas más premiada a nivel nacional e internacional con reconocimiento en todo el mundo. Situada en el noroeste de la provincia de Cádiz, dentro del Parque Natural Sierra de Grazalema aprovecha la tradición quesera del ganado autóctonbo como son Cabra Payoya y la Oveja Merina Grazalemeña. Quesos que elaboran con recetas tradicionales y algunos con increibles novedades que los diferencian del resto.

vinos de González Byass

Por ese motivo hemos decidido proponeros un maridaje de cada queso más tradicional y otro más ‘rompedor’ o menos habitual para que probéis y nos digáis el que más os gusta.

Maridajes de Quesos el Bosqueño y vinos

Nuestra primera propuesta es el Queso Curado de Oveja en Aceite de Oliva y Ron Añejo, un queso que el año pasado consiguió el máximo galardón en los World Cheese Awards, ‘Super Gold’, convirtiéndose en uno de los mejores quesos elaborados con leche de oveja con otros aditivos durante su maduración. Tiene una curación de 4 a 7 meses y en la parte final de su maduración se baña en aceite de oliva y ron añejo para potenciar su sabor y olor.

Lógicamente es un queso intenso, con sabores profundos que perduran en el paladar lo cual implica que el vino a emplear puede potenciarlos o puede contrarrestarlos, dando una frescura o bien limpiando el paladar.

Como maridaje tradicional clásico os recomendamos vino Alfonso, un vino oloroso que elabora González Byass y nos parece ideal para el maridaje con quesos muy curados como es este el caso. Nariz con frutos secos y toques balsámicos, deja una gran permanencia en boca con notas de frutos secos característicos de la uva Palomino con la que se elabora.

Como maridaje alternativo, os recomendamos un vino espumoso, ya que el carbónico de las burbujas ayuda siempre a limpiar el paladar, con lo cual no solo aporta frescor al maridaje, sino que ayuda a que el paladar quede limpio para el siguiente bocado de esta delicatessen de queso.

Nuestra segunda propuesta llega de la mano del Queso Emborrado de Oveja, queso que consiguió la medalla de oro en los pasados World Cheese Awards. Es elaborado con Elaborado con leche de oveja grazalemeña, raza autóctona de la Sierra de Grazalema. Durante su maduración lo bañan en aceite de oliva y se cubre con una molienda de cereales. Fue el tercer mejor queso del mundo en 2016.

Un queso potente en sabor y textura suave apoyado por un vino que aporte mucha profundidad. Por ese motivo, nuestro maridaje más seguro o clásico sería maridarlo con un palo cortado como es el Leonor 12 Años Palo Cortado de González Byass, que nos aporta tostados, toques a cereales, a frutos secos,…, a panadería. Con mucha persistencia en el paladar y un volumen que lo inunda todo, es ideal para un maridaje como este queso, ya que cada mordisco nos permite experimentar una explosión de sensaciones.

Como maridaje alternativo, algo más atrevido, os proponemos un vino tinto joven elaborado con una varietal fresca, por ejemplo, una Garnacha. La frescura y la fruta vendrían muy bien para contrarrestar la potencia de este queso.

Los dos últimos quesos serán de cabra, ambos también alcanzaron medalla de oro en los pasados World Cheese Awards. Quesos son elaborados con leche de cabra payoya, raza autóctona de la Sierra de Grazalema.

La tercera propuesta es del Queso Curado de Cabra en Aceite de Oliva. un queso elaborado con queso de cabra payoya curado en Aceite de Oliva con un periodo de maduración de 4 a 7 meses. Un queso que en el paladar resulta realmente suave, con sabor elegante y fino y una textura firme en boca.

Como maridaje tradicional o propondríamos el vino Solera 1847 de González Byass ya que, además de dejarnos en nariz toques avainillados y a frutos secos, en boca se muestra muy suave con toques a higos, pasas, final acaramelado y aportes de la madera similares a frutos secos. Ideal para un maridaje pausado con queso tan elegante como este.

Mientras, para un maridaje más atrevido y apoyar esa firmeza en el paladar, nos plantearíamos un maridaje con un vino blanco pero ya con una crianza de 6 meses en barrica, de los que aporta un toque de untuosidad en la cata, pero que también guarda la frescura de la fruta.

Ya en la cuarta propuesta tenemos el Queso de Cabra Curado en Manteca Ibérica que presenta una maduración de 4 a 7 meses también. Un queso que es similar en textura en boca al anterior con lo que le van bien sin duda vinos de carácter, con un volumen ya en boca interesante, con cierta complejidad aunque tengan la frescura de la fruta también presente que le puedan aportar una pizca de acidez al maridaje.

Como maridaje tradicional, lo combinaríamos con el vino Viña AB, un vino que González Byass lo elabora como un amontillado seco monovarietal Palomino que en el paso por boca nos deja una acidez muy interesante, suave, pero presente que, unido a un largo postgusto deja un paladar con toques a frutos secos que nos parece ideal para un maridaje con quesos curados, más uno como este.

Mientras que, como maridaje alternativo, os proponemos algún vino dulce elaborado con uvas tintas. Nosotros hemos catado recientemente alguno de la zona de Toro y de Rioja, y el contraste entre el dulzor de la pasificación con la acidez que tienen las uvas en sí misma, da una explosión de sabores que nos parece ideal para un queso como este.

Ya véis que estas maravillas de Quesos el Bosqueño admiten infinidad de maridajes posibles con muchos vinos con lo cual os animamos a que los probéis y vayáis realizando vuestras combinaciones que seguro que disfrutáis mucho con ello.

José Luis del Campo
CEO en Socialmedia Network

José Luis del Campo. Sumiller. Asesor online de bodegas. CEO en Socialmedia Network.