101 Mejores vinos del 2019 catados en sobrelias.com

Qué debemos saber para hacer nuestra bodega en casa

vinos más caros de España

Qué debemos saber para hacer nuestra bodega en casa

Qué debemos saber para hacer nuestra bodega en casa es fundamental si somos de los que guardamos determinados vinos para ciertas ocasiones o celebraciones. Es muy triste el llegar a estas, abrir un vino que teníamos guardado y que esté malo. Por esa razón, si queremos montar nuestra propia bodega en casa, deberemos de tener en cuenta una serie de cosas. Deberán de ser respetadas con al detalle si queremos conservar la vida de nuestros vinos. Pero quien algo quiere algo le cuesta.

Y ya no digamos si queréis guardar algún vino como inversión para venderlo dentro de unos años. Ahí e cuidado debe ser máximo.

Vamos a ver a continuación qué debemos saber para hacer nuestra bodega en casa.

El primer problema que hay que afrontar es el del espacio del que disponemos. Si no es muy grande, la cosa empieza mal. Para organizarnos bien en poco espacio hay varias opciones. Crear una estancia específica para ser la bodega, podemos adquirir un armario refrigerado que funciones como bodega. Pero si el problema de espacio es poco, deberemos de arreglarnos con estanterías y cajas de madera como podamos. Cuidado que las estanterías no dejan de ser una forma de colocación pero no garantizan la temperatura constante o la falta de luz. Las cajas, solo sin son de madera, si que pueden servir de bodega a los vinos que traen. Mejor ahí que en las estanterías al aire libre.

Y es que lo fundamental para tener una bodega en casa en buen estado es tener en cuenta:

  • La luz
  • La temperatura constante
  • La humedad
  • La ventilación

La luz no se lleva bien con el vino. Evitar ponerlos al sol o a una luz artificial. Esta exposición excesiva puede hacer que se oxigenen en demasía.

Mantener una temperatura constante en los vinos es fundamental y puede que sea lo más difícil. Ni más de 1º ni menos de 5º C. Además que no sufran variaciones grandes. Buscar el sitio de la casa que esté menos expuesto a subidas y bajadas de temperatura. No usar terrazas ni lugares cerca de las ventanas.

Mantener una humedad entre el 75 y 80% impide que se reseque el corcho (de ahí que se guarden los vinos en horizontal por la misma razón). Esto evita que el corcho del vino se reseque. La humedad es otro de los difíciles problemas de controlar en los pisos de hoy en día. Es muy difícil encontrar una ubicación que mantenga la humedad en esos porcentajes. Es un aspecto que puede que necesite de algún medio técnico especializado. Ojo con no tener demasiada humedad que también perjudica al vino.

Que circule el aire entre las botellas ayuda y mucho a conservar sus propiedades. Evitar colocar las botellas cerca de productos químicos u otros productos de olores fuertes. Por la porosidad del corcho pueden entrar y perjudicar el vino.

——————————

Además de todo lo dicho, otro consejo es no mover los vinos demasiado. El exceso de movimiento no se lleva bien con el vino. Si cuando queréis sacar un vino tenéis que mover cinco botellas antes, la cosa es que estáis mal organizados.

Estanterías fáciles de colocar y alcanzar el vino son fundamentales para evitar excesos de movimientos.

Un último consejo: intentar saber siempre todo sobre vuestros vinos. Desde cuando se elaboraron, cuando los comprásteis, … Eso os ayudará a determinar cuando es el mejor momento para beber un vino.

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Vinos españoles con 100 puntos Parker