Qué aporta el roble americano a los vinos

Qué aporta el roble americano a los vinos

Qué aporta el roble americano a los vinos

Qué aporta el roble americano a los vinos a diferencia de otros tipos de robles que se pueden encontrar en las diferentes barricas.

Lo que está claro es que cuando hablamos de barricas de roble americano, nos referimos a vinos con crianza, ya sean robles, crianza, reserva o gran reserva entre los tintos, o con crianza entre los blancos, donde se ha elegido este tipo de madera frente al otro tipo de roble más empleado, el francés.

Para saber lo que aportan las barricas de roble americano, es bueno encontrar las diferencias con otros tipos de madera.

El roble americano es una madera más dura y más compacta que el roble frances, que suele tener más poros muy finos. Este tipo de madera de roble americano aporta vinos con menos taninos pero más aromáticos que el roble francés, que da vinos más elegantes, con tanino más marcado y que suelen ser más delicados. Esta diferencia no indica que el vino sea mejor o peor, sencillamente aporta diferentes cosas que le sientan mejor a unas uvas que otras y a vinos que tienen más o menos meses de paso por barricas.

El roble americano da más aromas a los vinos, predominando aromas a vainilla, a coco, a café, a cacao, a tabaco,… Mientras, los taninos están menos marcados, o sea, la fase gustativa de la cata es más suave que vinos con roble francés, mientras que en la fase olfativa, son más intensos en diferentes aromas, auque la barrica francesa aporta toques a especias dulces, toques a hierbas, frutos secos y fondos aromáticos balsámicos.

¿Dónde hay más dificultad para gestionar un vino? Pues sencillamente cuando hacemos que el vino pase por los dos tipos de barrica en su crianza. Ahí se combinan todas las particularidades de ambos tipos de madera, lo cual hace que la cata, tanto en nariz como en boca, se complique y sea realmente complejo el diferenciar los aromas.

 

 

 

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción