Marketplace

Ochoa Alma de Finca Secadero 2014, Bodegas Ochoa

100 mejores vinos españoles catados en 2021 en sobrelias.com

 4,160 Lecturas

Ochoa Alma de Finca Secadero 2014

Ochoa Alma de Finca Secadero 2014

Ochoa Alma de Finca Secadero 2014 es un vino que elabora Bodegas Ochoa al amparo de la D.O. Navarra. Un vino que se muestra como monovarietal Tempranillo procedente de la finca Traibuenas con las viñas más viejas de la bodega, con lo que cada añada es una sorpresa el descubrir las sensaciones que nos da.

Con este vino, Bodegas Ochoa quiere buscar la máxima tipicidad del terruño navarro y es un homenaje a Mariví Alemán, esposa de Javier Ochoa que, junto a él, son el alma de esta bodega familiar.

Un vino con una crianza de 12 meses en barricas de roble francés y americano que permiten darle una complejidad al vino muy sutil y elegante, sin enmascarar en ningún momento el aporte de la uva, frescura, carga frutal, así como la tipicidad de los suelos, calcáreos, pobre y pedregosos, de viñas viejas de bajos rendimientos, lo que le da carácter y personalidad a este vino. Reposa en botella tras su paso por barricas hasta que se considera que está en su estado óptimo para llegar al mercado.

En esta añada de 2014 tiene una escasa producción que se sitúa en las 1.190 botellas, lo que lo convierten en una auténtica joya para catar con mucha calma y comprobar como se abre y nos va dando en cada sorbo un enorme abanico de sensaciones, mostrando su gran personalidad.

Ochoa Alma de Finca Secadero 2014

En su cata, este Ochoa Alma de Finca Secadero 2014 es un vino que en vista, en copa parada, nos deja un color cereza bastante oscuro, con una intensidad cromática considerable y con una capa media tirando a alta. En movimiento deja ribetes entre rubís y algo violáceos.

La nariz, compleja, con muchos matices que se muestran cuando se va abriendo el vino. Intensidad media-alta. Mucha presencia de fruta, principalmente roja, que le da gran frescura. Al airear la copa y a medida que se oxigena, aparecen intensificados los toques frutales y aparecen aportes florales, la crianza de forma sutil, sin superponerse a la fruta, con unos terciarios muy elegantes, con ligeros tostados, algún balsámico, vainilla, especias ligeramente dulces, todo el conjunto muy bien equilibrado.

La boca es estupenda, uniendo personalidad y elegancia, con frescura y fruta. Muy buena acidez que le da potencial de guarda y viveza en el paladar. Sabroso, elegante, de volumen medio, fruta, madera, especias, todo muy bien conjuntado. Gran persistencia y final bastante largo.

Un vino que, sin duda, muestra la elegancia de la Tempranillo de Navarra que merece la calificación de Excelente, llegando a una puntuación de 94 puntos.

CEO en Socialmedia Network

José Luis del Campo. Sumiller. Asesor online de bodegas. CEO en Socialmedia Network.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*