Catamos Nomad Outland Whisky que envejece en botas de oloroso de Jerez

vinos más caros de España

Nomad Outland Whisky

Catamos Nomad Outland Whisky que envejece en botas de oloroso de Jerez

Catamos Nomad Outland Whisky que envejece en botas de oloroso en Jerez, una obra de arte para los amantes de los destilados sin lugar a dudas que os acercamos hoy en nuestra sección de ‘Saber de licores‘.

Nomad Outland Whisky es elaborado por González Byass como premium blend, en cuya elaboración entran a jugar 30 variedades de whiskies de malta y de grano que proceden de la región de Speyside, en los Highlands de Escocia.

En el proceso que es único, los whiskies que entran en la elaboración final de este Nomad Outland tienen un envejecimiento que se mueve en la horquilla de los 5 y 8 años, empleando para su maduración botas de oloroso los últimos 3 años antes de que sean luego trasladados a Jerez donde termina su afinamiento con un paso mínimo de 12 meses en botas recién envinadas con Pedro Ximénez, en la bodega Nomad que González Byass tiene en esta zona de España.

Whisky y exclusividad

Nomad Outland Whisky

El resultado es un whisky realmente exclusivo, diferente, más potente de que los habituales que nos encontramos en muchos lineales, por una personalidad propia que enseguida te hace ver que estás ante un trabajo exquisito en cuanto pasa por el paladar.

Sin lugar a dudas, según lo acercas a la nariz, se perciben los toques a malta, con una clara presencia de la madera que le da crianza y, de forma sutil y elegante, se perciben aromas a sherry, lógico teniendo en cuenta su elaboración que os comentábamos.

Si eres de los que disfrutan con los PX, este es tu whisky porque se perciben en nariz y en boca recuerdos de esta varietal, lo que lo hacen diferente sin lugar a dudas. Toques melosos, a pasificación, y los aportes jerezanos de esta varietal.

Vuelven a aparecer mismas sensaciones en boca que ya estaban en la nariz, dando un paso por el paladar realmente elegante, sedoso y diferente a lo habitual. Donde se hace más exclusivo es, sobre todo, en el postgusto, ya que te viene recuerdos a sherry, algo que no ocurre en los whiskies.

Sin duda, una delicia para degustar con tranquilidad para los amantes de los destilados y licores, en este caso, whisky.

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Vinos españoles con 100 puntos Parker