Coravin Pivot
Guía Online de Vinos

Maridamos solomillo de cerdo al vino tinto (receta) con reserva Ribera del Duero

Puntos sobrelias

 7,613 Lecturas

Maridamos solomillo de cerdo al vino tinto con reserva Ribera del Duero

El el maridaje que hemos elegido para esta semana, seguro que encontramos a muchos adeptos, ya que os maridamos solomillo de cerdo al vino tinto con reserva Ribera del Duero, una carne extremadamente jugosa, con una salsa con reducción de vino tinto que le da un sabor realmente increible al solomillo, ya de por si muy sabroso.

Y para maridarlo uno de los mejores vinos tintos que hemos catado este año, como es este Dominio del Águila Reserva 2016, un vino tinto reserva elaborado por la bodega Dominio del Águila en Ribera del Duero.

Receta de solomillo de cerdo al vino tinto

Hemos escogido dos solomillo de cerdo del Grupo Copese ya que todos los productos frescos que hemos cocinado anteriormente han resultado excelentes, con lo cual no nos cabe duda que en esta receta resultarán igual de espectaculares.

El solomillo es una pieza procedente de la parte lumbar del cerdo, entre las costillas inferiores y la columna vertebral, concretamente, encima de los riñones y debajo del lomo bajo, de ahí el nombre de so-lomillo. Se entiende por solomillo la pieza correspondiente al vacuno o al porcino, ya que no se encuentra con tamaño suficiente en otros animales.

Nuestra receta

Para 4 personas

  • dos solomillos de medio kilo cada uno (Copese)
  • dos zanahorias medianas
  • un diente de ajo
  • una cebolla mediana
  • un pimiento rojo
  • un vaso mediano de vino tinto
  • un vaso de caldo de carne (si no disponéis, de agua)
  • aceite de oliva virgen
  • sal (adobar el solomillo)
  • pimienta negra (adobar el solomillo)
  • tomillo (adobar el solomillo)
  • perejil (adobar el solomillo)
  • una cucharada de harina

Lo primero es limpiar bien los solomillos de alguna grasilla que no queráis que esté. Luego, en una cazuela ponéis aceite de oliva y, a fuego medio, procedéis a incorporar los solomillos para sellarlos bien por los dos lados, unos 5 minutos debería de llegar dándoles la vuelta a la mitad del tiempo. Reservamos.

En ese mismo aceite troceamos las zanahorias, la cebolla y el diente de ajo y los sofreimos a fuego medio bajo hasta que ablanden. En ese momento echamos una cucharada de harina y revolvemos para que espese. Sacamos todo y lo trituramos.

Volvemos a poner todo en la cacerola y añadimos el vino y el caldo, llevamos a ebullición para que el alcohol empiece a evaporarse y ponemos los solomillo dentro. Los dejamos cocer a fuego lento unos 20-25 minutos dándoles la vuelta y dependiendo del punto al que queráis que se hagan. Ya solo queda servirlos y añadir una guarnición.

Vino Reserva de Ribera del Duero

Y para maridar elegimos el vino Dominio Reserva del Águila 2016.

Este vino es, sin duda, uno de los mejores Riberas del Duero que hemos podido catar nunca. Un vino que se elabora como mayoritario Tinta del País (Tempranillo) y otras.

En su cata en vista nos deja en copa parada un vino con un color violáceo, menisco muy oscuro, capa alta, limpio y sin defectos. Lágrima presente, lenta y coloreada. Mucha extracción de color.

En nariz nos deja una intensidad muy alta. Conviene decantar. De inicio carga frutal muy fresca. Mentolado, mineral, trufado, la madera de fondo. Herbáceo por momentos, y ligeramente especiado. Muy complejo . Elegante. Buenísimo. Vinazo.

En boca empieza con un ataque fresco. Paso en boca amplio, con volumen, cuerpo y de gran estructura. Vino para muchos muchos años. Enorme acidez. Toque goloso. El tanino por madurar, con un toque de verdor, con años será brutal. Final largo, amargo, complejo, fruta roja, chocolate negro en retronasal .

Nos quitamos el sombrero con este vino y con el estupendo maridaje que hace con este solomillo de cerdo al vino tinto.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Adegas Cepado