Guía Online de Vinos

Maridamos mejillones gallegos escabechados y blanco de Somontano

Puntos sobrelias

 2,069 Lecturas

Maridamos mejillones gallegos escabechados y blanco de Somontano

Hoy en nuestra sección gourmet os proponemos otra combinación tremendamente veraniega, ya que maridamos mejillones gallegos escabechados y blanco de Somontano.

Los mejillones pertenecen al sello de calidad gallego de la Denominación de Origen Protegida.

Una vez seleccionados, se cuecen tan solo unos minutos para poder retirarles la cocha y posibles impurezas para posteriormente añadirles el escabeche (elaborado con aceite), vinagre, especias y sal.

El resultado son mejillones realmente carnosos, sabrosos, con mucho sabor a mano aunque lo enmascare levemente el escabeche.

Y para este sabor hemos elegido un vino blanco diferente, fresco pero a la vez complejo como es este Clarión 2016, un vino elaborado por bodegas Viñas del Vero al amparo de la DO Somontano. Y es que la cata que os trajimos de este vino en su añada del 2015, sabíamos que íbamos a hacer algún maridaje espectacular en su añada del 2016.

Este Clarión 2016, aunque no lo parezca, es un vino blanco sin crianza, pero con un coupage de diferentes uvas blancas que le dan una gran complejidad. Una es la Chardonay, la otra la Gewürztraminer, las dos principales, que son acompañadas en diferentes proporciones cada año por otras como la Riesling o la Moscatel.

El resultado en su fase de vista es un vino color dorado bastante intenso, muy brillante y limpio con reflejos acerados y verdosos en el movimiento.

Nariz enormemente frutal, con presencia de aromas de todo tipo ya que las diferentes varietales aportan su granito de arena a este abanico de aromas. Fruta blanca, de hueso, tropical, ligeros toques anisados, balsámicos, a pastelería. Un toque floral a flores blancas muy presente y un final mineral.

La boca es tremendamente fresca de ataque para ser un vino de 2016, pero no en vano estamos ante un vino sin crianza en barricas. Amplio, graso, toque untuoso, excelente volumen en el paso por el paladar. Sabroso, muy elegante, pero a la vez con extraordinaria viveza.

Un vino que se merece si duda una calificación de Excelente.