Guía Online de Vinos

Maridaje de aceitunas y copa de vino blanco a las 13:30h como decía Luis Cañas

Puntos sobrelias

 3,398 Lecturas

Luis Cañas Blanco Viñas Viejas

Maridaje de aceitunas y copa de vino blanco a las 13:30h como decía Luis Cañas

Maridaje de aceitunas y copa de vino blanco a las 13:30h como decía Luis Cañas, una propuesta que os traemos hoy en nuestra sección de maridajes y gastronomía que es diferente de las habituales. Y es que hoy os acercamos una de las buenas costumbres que tenía ‘el jefe’ en Bodegas Luis Cañas, quién tristemente nos dejó en Diciembre del año pasado con 91 ‘vendimias’, y que la cumplía a rajatabla, una costumbre o una ‘religión’, pero que nos parece merecedora de ser continuada con este Luis Cañas Blanco Viñas Viejas 2019.

Y es que Luis Cañas siempre decía que las 13:30h, era el momento de tomarse un vino blanco y unas aceitunas y que mejor propuesta hoy que continuar esta costumbre con un vino blanco que acaba de ver la luz en su primera añada en homenaje a su persona, como es este Luis Cañas Blanco Viñas Viejas 2019.

Un vino que pretende ser un reflejo de como era su forma de ser, fresco, expresivo, vivo y con nervio, siempre preocupado por el cuidado del viñedo y de las viñas viejas como forma de representar al máximo en los vinos el terroir de la Rioja Alavesa. Pues este vino es un reflejo de todo eso.

Luis Cañas Blanco Viñas Viejas

Luis Cañas Blanco Viñas Viejas 2019, en su primera añada, es un vino elaborado con un ensamblaje de Viura y Malvasía que pasa en bodega reposando sobre sus lías durante 5 meses en barricas de roble francés y americano.

En vista nos encontramos con un vino con un color amarillo dorado suave y toques pajizos, tremendamente brillante y limpio en copa parada, que en movimiento nos muestra una lágrima muy viva, fluida, dejando reflejos averdosados que muestran que guarda su juventud muy buena a pesar de pasar 5 meses sobre sus lías.

Nariz de intensidad alta, mucha fruta presente que nos da gran frescura. Fruta blanca, toque a frutas dulces, ligeros a cítricos. Aromas florales con recuerdos de flores blancas. Tras airear la copa, comienzan a salir los aportes de la crianza sobre lías, con toques balsámicos, ligeras especias dulces que chocan con la acidez de la fruta y dejan una explosión final en nariz.

Boca de entrada fresca, que nos deja un paso de fruta (toques de fruta blanca y fruta madura) y acidez de la mano, dando sensaciones de una gran elegancia, sedosidad y redondez en el paso por el paladar. Muy buen volumen en boca que, ayudado por la buena gestión de la acidez nos deja una buena persistencia y final bastante largo.

Un vino que, tras su cata, nos merece una calificación de Excelente, llegando a una puntuación de 92 puntos.

José Luis del Campo
CEO en Socialmedia Network

José Luis del Campo. Sumiller. Asesor online de bodegas. CEO en Socialmedia Network.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*