LVMH elabora vinos estilo Burdeos en China

vinos más caros de España

Maxence Dulou, Estate Manager

LVMH elabora vinos estilo Burdeos en China

LVMH elabora vinos estilo Burdeos en China. Para ello está trabajando a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar en las proximidades de los Himalayas, en el extremo norte de la provincia de Yunnan, que limita con el Tíbet.

Como es habitual en esta marca, es un vino premium que lanzó en el 2016 con la primera añada del 2013 con la denominación de Ao Yun, que se traduce como “volar (o vagar) por encima de las nubes”.

El hecho es que con solo dos vendimias en su haber, la joven bodega ya ha obtenido el reconocimiento internacional por este vino que se vende al módico precio de 300 dólares la botella (unos 280 euros) con un coupage del 90% Cabernet Sauvignon y un 10%  Cabernet Franc. El precio lo sitúa en la línea de precios de  de las mejores regiones del Burdeos.

El enólogo Maxence Dulou de LVMH busca un sabor claro de los Himalayas en un Cabernet de estilo francés.

Fue Tony Jordan, un consultor que pasó más de 20 años como enólogo y ejecutivo de Moët Hennessy quien se desplazó a China para buscar una zona y unos viñedos que permitiesen elaborar un vino de estas características, con clara imagen de los sabores de los Himalayas elaborado con un estilo de Burdeos.

El lugar elegido está a cuatro horas en auto de la ciudad de Shangri-La en la base de las espectaculares montañas nevadas de Meili.

Las hileras de uvas Ao Yun maduran lentamente en temperaturas de estilo Burdeos. 

Luego, también, los altos picos nevados que rodean el valle del río Mekong son buenos para mucho más, en términos vitivinícolas, que vistas vertiginosas y viajes traicioneros ya que las montañas actúan como una barrera natural contra la lluvia, obligando a las nubes a descargarse en el otro lado, creando condiciones secas que minimizan la amenaza de moho y plagas. Eso hace que la agricultura orgánica sea una opción natural aquí. Y debido a que las uvas se encuentran en las sombras proyectadas por las montañas al principio del día, reciben un 30 por ciento menos de sol por la mañana, lo que retrasa la maduración y alarga la temporada de crecimiento. (Para fines de comparación, el tiempo desde la brotación hasta la cosecha aquí es, en promedio, 160 días; en Burdeos, es alrededor de 120). 

Los suelos, también, son una parte importante del terroir que expresan los primeros vinos de Ao Yun. Según Dulou, una combinación de esquisto y arcilla, que se han deslizado desde las laderas de las montañas, y la grava depositada por el propio río, le da al vino un toque rico y generoso en boca y, al mismo tiempo, estructura y mineralidad.

Lo que está buscando, dice Dulou, es un sabor claro de los Himalayas en un vino que aún es un Cabernet de estilo francés, algo fresco y elegante.

Dulou también está experimentando más allá de la mezcla de Cabernet para el futuro. Él dice que ha plantado un poco de Syrah y una cantidad aún menor de Chardonnay. En unos pocos años, podríamos estar bebiendo un soberbio rojo Rhône o blanco borgoñón de las estribaciones aparentemente inhóspitas de los Himalayas.

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Vinos españoles con 100 puntos Parker