Luna Lunera Sauvignon Blanc 2017, sauvignon blancs imprescindibles para este verano

Luna Lunera Sauvignon Blanc 2017

Luna Lunera Sauvignon Blanc 2017 es otro Sauvignon Blanc que debéis conocer para este verano porque es, probablemente un vino que tiene muy poca comparación ya que es elaborado en la bodega Dehesa de Luna, una finca de casi 3.000 hectáreas en el corazón de Montiel que conforman Dehesa de Luna Finca Reserva de Biodiversidad donde solo 83 se dedican al cultivo de vid (un 4% de la superficie). No hay ninguna zona vinícola del mundo que presente esta proporción, lo que hace que sus vinos tampoco sean comparables, que sean únicos.

Como ellos mismos indican, el diseño de la viña se ha hecho respetando la orografía de Dehesa de Luna Finca Reserva de Biodiversidad y las encinas centenarias que allí se encontraban, intentando trabajar el viñedo como una parte conjunta del ecosistema y del entorno, con una mínima intervención del hombre, con un cultivo ecológico en toda la superficie de la finca.
Emplean cubiertas vegetales en los viñedos para proteger el suelo de la erosión y aumentar su fertilidad de forma natural

Incorporan la madera de poda del viñedo al suelo para aumentar su fertilidad, así como emplean la energía solar renovable en la bodega.

Todo un entorno en el que se conjugan el aprovechamiento de los recursos con la conservación de la biodiversidad.

El resultado son vinos como este Luna Lunera Sauvignon Blanc 2017, un vino enormemente aromático, más incluso de lo que son habituales los Sauvignon Blanc de un paso suave, muy fresco y con una carga frutal impresionante.

En vista nos encontramos con un vino de color amarillo pálido, muy brillante y limpio que deja entrever reflejos acerados cuando la mueves, alejándose de los tonos verdosos habituales de esta varietal.

Con mucha franqueza y buena intensidad se percibe la carga frutal con aromas cítricos, toques de frutas tropicales, acompañado por toques herbáceos como es el caso del hinojo.

De entrada en boca muy fresca, vemos que el vino vuelve con su carga frutal que se extiende por toda la boca, amplio y con volumen, con un buen control de la acidez, muy presente, lo que le permite el ser  un vino fresco y muy persistente con un toque de dulzor al final muy diferente a otros Sauvignons.

Sin duda es un vino muy varietal pero con unas peculiaridades procedentes de su viñedo (y entorno) que lo hacen exclusivo y único. ¡¡Hay que probarlo!!