Sobrelías Club B2C
Guía Online de Vinos

Los mejores vinos húngaros para beber este 2021

Sobrelias TV

 2,553 Lecturas

Los mejores vinos húngaros para beber este 2021

Cuando hablamos de vinos húngaros es inevitable el pensar en los Tokaj, ese vino denominado como “el vino de los reyes”, una delicia dorada, dulce y seca a la vez, que otrora hizo las delicias de los banquetes y festejos más exclusivos de la burguesía europea del siglo XIX. Para su elaboración solo están permitidas las varietales Furmint, Hárslevelü, Sárgamuskotály y Zéta.

Si hablamos de la ubicación, Tokaj es la principal ciudad de una región vitivinícola conocida como Tokaj-Hegyalja, cuyos viñedos y territorios están compartidos entre el norte de Hungría y el sur de Eslovaquia.

En Hungría nos encontramos con una superficie de 5.500 hectáreas en el nordeste del país que fueron la primera zona del mundo establecida como distrito cerrado con denominación de origen, como lo certifica un decreto real rubricado en el año 1757.

Pero muestra de que los vinos de Hungría son algo más que los Tokaj, son las recomendaciones de los vinos húngaros que debéis probar en este 2021 y que seguro que os permitirán descubrir una amplia gama de experiencias vinícolas que no pensabais que este país nos podría ofrecer.

Nuestra primera recomendación es el vino Nagy-Eged Dűlő Grand Superior 2017, un vino elaborado por el productor St. Andrea en la región de Eger (subzona de Egri Bikavér). Estamos ante un vino tinto que presenta un coupage a base de un 36% de Kekfrankos, un 35% de Merlot, un 23% Cabernet Franc y el resto Cabernet Sauvignon, vino que ha alcanzado los 97 puntos y el galardón Best In Show en los Decanter World Wine Awards 2021.

En vista un vino profundo, intenso. Mucha fruta negra, nariz muy franca pero unida a una gran frescura. Boca aun con un gran potencial de crecimiento. Gran estructura. Jugoso.

mejores vinos húngaros

Como segundo vino que os recomendamos si que nos lanzamos con un Tokaj, como es el vino Patricius Aszú 6 Puttonyos 2017, un vino elaborado por el elaborado Patricius que llevó la medalla de Platinum en los DWWA 2021 con una puntuación de 98 puntos.

Un vino Tokaj elaborado con 90% Furmint, 7% Zéta y 3% Hárslevelű. Agradables notas de membrillo en nariz con matices de naranja y cítricos sobre almendras, turrón, miel e higos secos. Concentrado y joven, bastante rico y puro con una agradable acidez persistente.

mejores vinos húngaros

Como tercera recomendación os acercamos el vino Mád One 2018, un vino elaborado por MAD Vinos en la zona de Tokaj. Un vino que ha alcanzado los 96 puntos en el último certamen de los IWSC.

Un vino blanco seco con menos de 5 g / L de azúcar residual. Monovarietal Furmint. Hermosa pureza y mineralidad brillan a medida que este vino adquiere poder en la boca. Melón, piña, limón, hierbas y humo aparecen en el cremoso paladar. Termina con un delicioso sabor a nuez salado.

mejores vinos húngaros

Nuestra cuarta recomendación es la del vino Balassa Bor Szent Tamás Furmint 2018, con 95 puntos en los IWSC y con medalla de oro en los SWA en su añada del 2019. Un vino elaborado por Bodega Balassa, Tokaj. 

Un vino completo, monovarietal Furmint, que equilibra frutas tropicales maduras semisecas: manzana, pera y limón crean una hermosa mineralidad y una vibrante acidez. Bellamente texturizado con algunas notas de hierbas melosas, de nuez y menta que se suman al complejo y prolongado final.

Nuestra quinta recomendación es el vino Top Selection Szent Ilona Olaszrizling 2019, un vino blanco que es elaborado por la bodega Tornai Pincészet en la zona de Somló, monovorietal Welschriesling.

Estamos ante un vino fresco y pedregoso con complejas notas saladas, cítricos y pera. Fruta de hueso y piña con notas de flor de naranjo y madreselva. Centrado y preciso con buena longitud. Un distintivo blanco seco de suelos volcánicos.

Y como sexta y última recomendación os dejamos el vino Mád Dry by Tokaj 2017, elaborado en la zona de Tokaj por MAD Vinos. Un vino 80% Furmint y un 20% Hárslevelű.

Vino seco, con menos de de 5 g / L de azúcar residual que nos deja una nariz pronunciada y compleja de notas ahumadas, pedernal, nuez, florales y herbáceas. Sobrio pero potente con gran textura y viva acidez; ve notas de pomelo, hierba y melón añadidas a todo lo que se encuentra en la nariz. Gran claridad, pureza y duración. Enorme potencial de guarda.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Conservas Codesa