Los enólogos europeos se enfrentan a la posibilidad de que el vino sea tratado como tabaco si la UE vota sobre normas más estrictas

 4,886 Lecturas

Los enólogos europeos se enfrentan a la posibilidad de que el vino sea tratado como tabaco si la UE vota sobre normas más estrictas

Los enólogos europeos se enfrentan a la posibilidad de que el vino sea tratado como tabaco si la UE vota sobre normas más estrictas donde la publicidad está prohibida y el apoyo financiero reducido.

Este es el sombrío escenario al que se enfrenta la industria del vino si la UE acepta adoptar las conclusiones de un informe de BECA, el Comité Especial para Vencer al Cáncer del Parlamento Europeo, que establece que no existe un nivel seguro de consumo de alcohol. Hasta la fecha ha habido 29 votos a favor, uno en contra y cuatro abstenciones, pero habrá una nueva votación en el Parlamento Europeo el 14 de febrero, una vez que se haya estudiado más a fondo el informe.

Si vota a favor de adoptar las recomendaciones, los productores de vino en los 27 estados miembros de la UE podrían enfrentar una serie de restricciones con implicaciones para las promociones y los precios, mientras que la UE podría detener cualquier financiamiento de la industria relacionado con la producción de alcohol.

El Dr. Ignacio Sánchez Recarte, secretario general del Comité Européen des Enterprises Vins (CEEV ), dijo que estaba «asustado» y «conmocionado» por las propuestas, y que el énfasis en Europa estaba cambiando de centrarse en el daño del alcohol a tratar de reducir el consumo total, una medida que teme crearía un mundo del vino «completamente diferente» en Europa.

El Dr. Ignacio afirmó que un enfoque más draconiano del alcohol está impulsando políticas que «limitarán el acceso y la presencia de productos alcohólicos en nuestra sociedad, en lugar de apuntar a patrones de consumo nocivos», y agregó que «aquí existe el riesgo de convertir las bebidas alcohólicas en el equivalente de un producto de tabaco», lo que sugiere que se podría prohibir a un enólogo publicitar su producto, verse obligado a llevar advertencias sanitarias en sus etiquetas y adoptar un empaquetado genérico, así como restringir su presencia en las tiendas. Los impuestos sobre el alcohol también podrían incrementarse.

Si se trata a las bebidas alcohólicas de esta forma, se las convertirá «casi en un producto ilegal», lo que provocará «una estigmatización de nuestro sector», que acabará con «el apoyo o ayuda a las empresas vitivinícolas».

“Ya no habrá más facilitación de nuestro comercio. El sector vitivinícola recibe dinero para la innovación, para la promoción y para la adaptación al cambio climático, pero todo eso podría desaparecer”. 

Fuente Vinex

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Bodegas Alvia
27.873.856 Lecturas