Los calores del verano han venido muy bien a los viñedos franceses

vinos más caros de España

Los calores del verano han venido muy bien a los viñedos franceses

Los calores del verano han venido muy bien a los viñedos franceses

Las temperaturas tórridas en gran parte de Francia han hecho que las últimas semanas sean insoportables para muchos, pero con las cosechas de uva que comienzan esta semana, los enólogos del país dicen que el calor no pudo haber llegado en un mejor momento.

Las vides de uva tienen gusto del sol”, dijo Bernard Farges, presidente de la asociación de viticultores de las denominaciones Bordeaux y Bordeaux Superieur. “Llovió mucho la primavera pasada en casi todas las regiones vitícolas, especialmente en el sur … por lo que las viñas no sufren la sequía”, dijo.

El ministro de Agricultura, Stephane Travert, dijo que se espera que la producción de uva de este año sea “más alta que la media” luego de que la producción fuera golpeada por pérdidas relacionadas con el clima el año pasado.

En cuanto a calidad, 2018 también debería ser una buena cosecha, dijo.

Muchos productores estaban preocupados por otro año de producción anémica después de una serie de tormentas de granizo en Francia en mayo.

Además de dañar los brotes frescos, las tormentas dejaron a su paso condiciones húmedas que aumentaron los casos de moho dañino a medida que subieron las temperaturas del verano, un problema en particular para el creciente número de productores que rechazan los pesticidas.

El reciente calor seco ha ayudado a la mayoría de los viñedos a combatir el moho, pero sin que los productores sientan la necesidad de cosechar las uvas temprano para evitar que el sol reduzca la fruta.

Hasta ahora, solo partes de las regiones de Champagne y Alsacia en el noreste están planeando cosechas tempranas a finales de este mes.

Hasta ahora las cosas se ven bien en general, las viñas están en excelente estado de salud, las uvas están madurando normalmente para una cosecha que, no obstante, es muy temprana”, dijo Frederic Bach, director de la asociación de viticultores de Alsacia.

En la región sureña de Fitou, a lo largo del Mediterráneo, que suele ser una de las primeras en comenzar a cosechar, la cosecha de este año, que comenzó el martes, llegó dos semanas más tarde que la del año pasado.

La producción de vino de Europa cayó a niveles nunca vistos desde la Segunda Guerra Mundial el año pasado, cuando el clima extremo golpeó a los principales productores, Italia, Francia, España y Alemania.

Un golpe de frío tardío en la región de Burdeos el año pasado, por ejemplo, recortó la cosecha de 2017 en un 40%.

Fuente AFP

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Vinos españoles con 100 puntos Parker