Lagar de Cervera añade otras 24 hectáreas al mayor viñedo en propiedad de Rías Baixas

Lagar de Cervera añade otras 24 hectáreas al mayor viñedo en propiedad de Rías Baixas

Lagar de Cervera añade otras 24 hectáreas al mayor viñedo en propiedad de Rías Baixas

Lagar de Cervera añade otras 24 hectáreas al mayor viñedo en propiedad de Rías Baixas. La bodega Lagar de Cervera, perteneciente al Grupo La Rioja Alta, S.A., consolida su viñedo propio –el mayor de la D.O. Rías Baixas– incorporando 24 nuevas hectáreas a las 75 ha en propiedad hasta la fecha. Esta nueva finca, denominada ‘Silvosa’ ha sido plantada con 13 ha de uva Albariño que será destinada en el futuro a la elaboración del monovarietal Lagar de Cervera y al vino del Rosal Pazo de Seoane.

La intensa labor para conformar esta gran finca se inició hace quince años. Desde entonces, la casa gallega dirigida por Ángel Suárez ha ido adquiriendo pequeñas parcelas de terreno -matos- que se han ido agrupando paulatinamente. “Ha sido un rastreo intensivo con un arduo trabajo legal” asegura Suárez ya que “en total, han sido alrededor de 800 los matos necesarios para hacer realidad esta ‘Finca Silvosa’, de los cuales algunos no alcanzan los 50 m2 o bien pertenecían a varios propietarios”.

Además, antes de iniciar la preparación del terreno para la plantación, hubo que completar un minucioso estudio arqueológico debido a los indicios existentes y documentados de restos romanos de búsqueda de oro en la zona. Unos trabajos que han permitido, además de confirmar la actividad romana de extracción de oro, localizar dos fosas con fragmentos cerámicos cerámicos y líticos adscribibles al periodo neolítico, hacia el 4.000 a.C. Pero, además,  “otra sorpresa inesperada se produjo“, según señala Roberto Frías, Jefe de Viticultura del Grupo La Rioja Alta, S.A. “cuando en uno de los sondeos aparecieron vestigios de un posible viñedo medieval“. “Quedaba claro” continúa Frías “que alguien antes que nosotros había detectado la idoneidad del lugar para el cultivo de la vid”. Todo el enclave, obviamente, “ha quedado protegido y sin alterar y que, además, se habilitará próximamente para el disfrute de los visitantes a este nuevo viñedo.

Las nuevas 13 ha en producción tienen una densidad de plantación superior a la habitual en la D.O. Rías Baixas con el objetivo de “optar a una mayor calidad reduciendo la producción unitaria por planta” y están conducidas “en una espaldera compleja que permitirá desarrollar una gran superficie de hojas expuestas al sol y, con ello, garantizar una perfecta maduración. Un tipo de plantación que, además, permite optimizar los tratamientos contribuyendo al cuidado medioambiental y produciendo una uva más sana.

La apuesta sostenible de Lagar de Cervera se verá también reforzada en ‘Finca Silvosa’ gracias a una moderna instalación de fertirrigación que “nos permitirá aportar agua y nutrientes de forma localizada y a la carta, evitando cualquier riesgo de contaminación del suelo o de las aguas” indica Ángel Suárez. El profundo estudio topográfico de la zona tembién ha permitido “crear vías de evacuación de aguas de lluvia por lugares estratégicos y la siembra de toda la superficie del terreno con avena con el objeto de reducir al máximo las pérdidas de suelo por erosión“.

Esta sensibilidad medioambiental es la razón por la que, además, Lagar de Cervera se ha convertido en la primera compañía gallega en instalar un sistema -denominado Bayer Phytobac®– de degradación de efluentes de fitosanitarios procedentes de los restos del lavado de los equipos y maquinarias empleados en sus viñedos, impidiendo así la contaminación del entorno.

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción