Guía Online de Vinos

Cata del vino La Miaja 2018, Toro

Puntos sobrelias

La Miaja 2018

La Miaja 2018

Hoy os acerco la cata de este vino, La Miaja 2018, un 95% Verdejo y 5% otras varietales blancas (Godello, Malvasía, ..) elaborado en la D.O. Toro por Galindo y San Millán Bodega y Viñedos, una de esas joyas que te puedes encontrar cada cierto tiempo y de la que siempre te vas a acordar. Y es que de este proyecto aun me acuerdo el primer vino que caté, el año pasado, La Pizca 2015, que se incluyó en el ranking de los mejores vinos del año de este magazine, y que me pareció un vinazo, lo que me hacía tener muchas ganas por probar este blanco, La Miaja 2018, del que es su primera añada.

Una joya este de producción de tan solo 1.152 botellas que hará las delicias de los amantes del Verdejo y del vino blanco en general sin lugar a duda.

Es el segundo Verdejo D.O. Toro que pruebo en una semana y me ha parecido estupendo. Y aunque sean dos zonas tan próximas como Toro y Rueda, os aseguro que hay diferencias muy interesantes entre los Verdejos de ambas zonas.

Frente a otros Verdejos de estilo más fresco, joven o como se le llama ahora ‘para millennials’, este La Miaja 2018 me ha parecido un ‘VINO’, (y lo escribo con mayúsculas). Potente en su estilo, como son los vinos de Toro, con mucha personalidad, carácter, lleno de sensaciones en la cata y tras la misma, conservando en todo momento la frescura de la Verdejo, su acidez y su presencia a fruta. Para que os hagáis una idea, hablamos de un vino blanco de 14º.

Es un vino que tiene 6 meses de crianzas sobre sus lías, con parte en barrica de roble y parte en depósito inox, que le ayudan a darle esa personalidad propia que presenta. No se clarifica y se filtra muy levemente, algo increible viéndole la limpieza y brillantez en copa parada.

Cata de este La Miaja 2018

Véis que en vista presenta un clásico color amarillo pajizo, muy varietal, tremendamente limpio y brillante. En movimiento deje entrever brillos verdes muy pálidos, casi impercecptibles y más pálidos. Abundante lágrima, intensa y rápida en movimiento en copa. En vista me encanta.

La nariz me parece espectacular, con una profundidad de aromas muy varietales pero intensificados con su crianza sobre sus lías y el paso por barrica, dejando una nariz franca en aromas pero compleja. Presencia de fruta blanca, toques a fruta de hueso, que se entrelazan con toques herbáceos y, como no, aromas a hinojo tan típicos en la Verdejo. Pero este vino, frente a otros de Rueda que he catado, en nariz el aporte de las lías es espectacular. Le da una intensidad de aromas que evolucionan en la cata genial, con unos toques balsámicos muy sugerentes, de primeras no aparecen pero cuando aireas la copa van surgiendo sutilmente hasta que se unen todos en nariz con gran equilibrio y te das cuenta de la profundidad que tiene.

Y en la boca de este La Miaja 2018 ocurre algo similar a la boca. Entrada amplia y fresca, paso amplio y con mucho cuerpo, un toque untuoso casi masticable genial, con mucha fruta y un final largo no, lo siguiente. Hacía bien de tiempo que un vino blanco no me hacía salivar de esta forma pasado 3 o 4 minutos desde su cata. Y eso es gracias a la acidez que está perfectamente controlada, que le da una enorme persistencia y le permitirá tener una gran guarda.

Sin duda una delicia en la cata del cual habría que tener una botella bien guardada para volver a catarla dentro de un año y ver el potencial de crecimiento que tiene.

Sin duda, un vino que estará entre los mejores del ranking de los que catemos en 2020 y que, en estos momentos, merece una puntuación de 94+ puntos y con un claro potencial de crecimiento en unos meses.

José Luis del Campo
CEO en Socialmedia Network

José Luis del Campo. Sumiller. Asesor online de bodegas. CEO en Socialmedia Network.