Glárima Blanco Roble 2017, chardonnays imprescindibles para este verano

Glárima Blanco Roble 2017

Con este vino damos un salto geográfico por España, ya que este Glárima Blanco Roble 2017 en un vino que elabora la Bodega Sommos en la Denominación de Origen Somontano, una zona vinícola caracterizada por suelos difíciles lo que nos trae posteriormente uvas de enorme concentración de sensaciones y aromas que nos dan vinos muy diferenciados. Además, en este caso, estamos ante un vino que tiene crianza en madera.

Para conservar mejor sus armas y conseguir mejor volumen en boca, la vendimia de estas uvas se realizan en vendimia nocturna.

La crianza corta hace que no pierda el característico color amarillo pálido de esta varietal en vinos jóvenes, muy brillante y limpio en copa parada. Deja entrever irisaciones verdosas en movimiento en copa, indicándonos inequívocos rasgos de juventud en el vino, pese a su paso por barricas.

Es en nariz en donde este vino empieza a deja entrever la crianza, con una gran intensidad y franqueza, percibiéndose de una forma muy equilibrada aromas frutales típicos de la varietal como frutas tropicales, de hueso, fruta blanca, algo de cítricos, junto a los aromas especiados de la crianza en madera, con toques torrefactos, notas golosas y balsámicas, sobre un fondo mineral. Todo ello con enorme sutileza y perfectamente equilibrado.

En boca vuelve a mostrarnos un toque de complejidad, uniendo una entrada fresca con un paso por boca amplio, untuoso, toque graso, con buen volúmen, fruta y una gestión de la acidez genial que le da una persistencia y un postgusto muy sedoso y elegante. En paladar que nos deja un vino perfectamente estructurado.

Unión perfecta de la juventud que aporta esta varietal con un ligero toque de crianza que le confiere una personalidad propia y diferenciada de otros Chardonnays sin duda alguna.