Maridaje del norte para las mesas navideñas: «Sidra de Hielo» y «Gildas Dobles de Anchoa»

Loading

Maridaje del norte

Maridaje del norte para las mesas navideñas: «Sidra de Hielo» y «Gildas Dobles de Anchoa»

Si os hemos acercado en este año algunos maridajes espectaculares este, pensando en las mesas navideñas que se acercan, no podía ser menos. Es un maridaje del norte, Asturias y Cantabria, donde os proponemos la «Sidra de Hielo» 20 Manzanas elaborada por Bodegas Masaveu con unas «Gildas Dobles de Anchoa» que nos llegan de la mano de Anchoas Codesa.

Ambas partes son realmente únicas y verdaderas delicatessen que combinadas juntas nos parece un maridaje realmente ideal, con una combinación de sabores y texturas que produce una explosión de sensaciones en el paladar que pocas veces os vais a poder encontrar.

Por un lado la «Sidra de Hielo» 20 Manzanas, que se elabora precisamente con ese número de manzanas, premiada anualmente en certámenes internacionales siendo este año la Mejor Sidra Especial en los ‘World Cider Awards’. Esta bebida se consigue tras un complejo proceso de congelación a 20 grados bajo cero, una posterior fermentación durante 10 meses y una crianza sobre lías finas de 8 meses. El periodo completo suele rondar en torno a dos años desde que se recogen las manzanas hasta que esa botella llega al consumidor final manteniendo las cualidades frutales y sensoriales iniciales.

Maridaje del norte

Por otro las «Gildas Dobles de Anchoa«, donde a las anchoas se les añade por un lado, la «piparra», la guindilla de textura muy tierna, ligeramente picante, recogida en la campaña de verano y, por otro, aceitunas de la variedad manzanilla natural, recogidas en verde durante septiembre y octubre, con una curación de 8 meses.

Maridaje del norte

El bocado donde lo picante de la piparra choca con el dulzor natural de la sidra provoca una explosión de sensaciones en el paladar realmente impresionante.

La textura de la anchoa con la untuosidad de la sidra, deja un bocado pleno de intensidad y sabor en toda la boca, llenando un bocado de mar con un toque de fruta de tierra realmente increible.

Sin duda, si podéis ofrecer este maridaje del norte en vuestras próximas mesas de navidad, para cenas o comidas, vais a dejar a los comensales realmente sorprendidos y encantados.

Aquellos que os animéis ya nos contaréis las sensaciones que os ha dejado esta experiencia enogastronómica realmente diferente. Aunque no tenemos dudas de que os va a encantar y os va a dejar en un nivel de anfitriones en las mesas navideñas muy difícil de igualar, «da igual lo que digan los cuñados».

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*