Diferentes elaboraciones de arroz y los beneficios para la salud de su consumo

Loading

Diferentes elaboraciones de arroces y los beneficios para la salud de su consumo

En estos tiempos de confinamiento muchos son los que se han lanzado al mundo de la cocina, siendo el arroz uno de los ingrediente preferidos por la gran versatilidad que da a la hora de elaborar diferentes y variadas recetas, todas ellas a cada cual más sabrosa.

Hoy queremos mostraros algunas elaboraciones la mar de sencillas y deliciosas que podéis elaborar en vuestras casas, aunque algunas preparaciones de arroces también podéis solicitarlas para que os la acerquen a vuestros hogares, como paellas a domicilio sin ningún tipo de problema.

Pero queremos empezar por los beneficios para la salud que lleva aparejado el consumo de arroz.

Lo primero es saber que tipo de arroz tenemos entre manos, integral, blanco, salvaje, rojo, basmati,… ¿Sabíais que hay más de 80.000 variedades de arroz en todo el mundo?

Todos ellos poseen beneficios comunes para la salud que es lo que nos interesa.

Beneficios para la salud

Importante generador de energía para nuestro organismo a la vez que ayudan al control del metabolismo. Y es que es el arroz es muy rico en carbohidratos, que no dejan de ser combustible para nuestro organismo, a lo que se le unen las vitaminas, los minerales y los componentes orgánicos del arroz que ayudan a regular mucho mejor nuestro metabolismo, siendo uno de sus órganos más beneficiados el cerebro.

Beneficios en el control de la presión arterial y obesidad. No en vano el arroz no posee grasas dañinas, colesterol o sodio, factores de riesgo para llevar un adecuado seguimiento de nuestra presión arterial y, por lo tanto, control de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares. Es por lo tanto uno de los mejores alimentos para personas que padezcan de hipertensión.

El arroz integral, pos sus características, ayuda a la prevención del cáncer, ya que al ser muy rico en fibra ayuda evitar algunos tipos de cáncer como el colorrectal y el intestinal.

Además posee antioxidantes naturales como vitamina C, vitamina A y diversos compuestos fenólicos y flavonoides, lo que supone un retraso en el envejecimiento celular y revierte en una mejora de la piel y de posible infecciones de esta.

Aunque hay más, terminamos sus beneficios con la facilidad en las digestiones que posee, lo cual sin duda es un perfecto alimento para la regulación global de nuestro organismo.

Elaboraciones de arroz

Si somos habituales visitantes de arrocerías, seguro que ya conocemos diferentes elaboraciones. Nosotros os dejamos hoya algunas de las que más nos gustan o de las que son más comunes que se elaboren en nuestros hogares.

Tradicional arroz blanco hervido. Probablemente la forma más socorrida y habitual en nuestras casa. Ojo, que aunque es sencillo de hacer, es muy dado a cometer errores. Dos partes de agua por una de arroz que se añaden al agua cuando comience a hervir, salamos y dejamos hacerlo a fuego lento siguiendo instrucciones del fabricante. Lo escurrimos y lo reservamos reposando tapado lo que ayuda a absorber la humedad que conserve de la cocción. Ideal como guarnición en diferentes platos.

Arroz en cazuela o caldoso. Lo primero, subir la proporción de agua o caldo, 3 partes de agua por cada parte de arroz (preferiblemente tipo bomba). Seguimos instrucciones del fabricante y lo debemos de servir rápido porque ahí está su gracia.

Arroz en paella. No entramos en cómo es la receta original de la paella ni que debe incluir, porque seguro que generaría polémica. Uno de los platos más nuestro y de fama internacional. Aquí es indispensable emplear una ‘paella’ o ‘paellera’, es la gran diferencia frente a otras elaboraciones. Los ingredientes son infinitos, de hecho, cada cocinillas tiene sus propios aportes. A todas se les denomina como paellas, pero es conveniente diferenciarlas de la receta de paella valenciana que lleva sus peculiaridades y es única.

Arroz al horno es una técnica muy de moda en restaurantes ya que permite terminar su preparación en el horno, con lo cual puede estar a medio elaborar mientras que los comensales no lo solicitan.

Risotto, o sea, arroz a la italiana, donde la cremosidad que obtiene el arroz es la característica fundamental. Además admite diferentes ingredientes, consiguiendo así tantas recetas como se nos ocurran siguiendo una elaboración similar siempre.

Nos quedan en el tintero preparaciones como el arroz para Sushi, para el Tahi (comida Tahilandesa), el arroz chino elaborado al vapor, el archiconocido arroz Basmati o persa, el arroz pilaf o pilaw, también de culturas orientales,….

Lo que está claro que es un alimento extendido en todo el mundo, beneficioso para nuestro organismo y que admite mil y una preparaciones como mínimo. Solo es ver que ingredientes tenemos en nuestra nevera y dejar volar nuestra imaginación.