Escapada gastronómica en Restaurante Simo’s con gastronomía y vino de la Sierra de Salamanca

Escapada gastronómica en Sierra de Salamanca en Restaurante Simo’s 

Hoy volvemos a nuestra sección de escapadas gastronómicas en la que maridamos este vino, Seis Décadas 2013 elaborado por Cuarta Generación Bodegas y Viñedos, al amparo de la DOP Sierra de Salamanca, con los manjares del Restaurante Simo’s, ubicado en Escurial de la Sierra, a las faldas de la Sierra de Francia, gerenciado por Juan Carlos y Simona, que le da al establecimiento un trato acogedor y un ambiente familiar espectacular, con una cocina tradicional y un toque personal que lo convierten en una parada gastronómica obligada si te encuentras por esta zona de Castilla y León.

Escapada gastronómica en Sierra de Salamanca

Como véis, no podían faltar los embutidos de la zona, algo imprescindible y que nos indican que son caseros, de elaboración propia. Una verdadera delicia que con un buen vino, se convierte en un majar.

También lo maridamos con una ‘Pluma’, cocinada con una receta propia, con una elaboración que respeta al máximo los sabores auténticos de la carne, en su punto. Una delicia igualmente.

Si pasáis, podréis disfrutar además de un Belén por estas fechas, ya que Juan Carlos es un gran ‘belenistas’.

En cuanto al vino, he de decir que inicialmente no me parecía un vino a destacar demasiado, incluso algo descompensado. Pero la cosa cambió de forma espectacular al cabo de media hora de estar abierto el vino.

Vino ‘Seis Décadas 2013′ 

Necesitaba abrirse para poder dar todo el gran potencial que lleva dentro y, teniendo en cuenta que es un vino del 2013, es un vino con evolución pero al que le queda aun mucha vida y recorrido. Está claro que es un vino que necesita ser decantado y mucha aireación antes de catarlo y más si es para maridarlo con platos.

Un vino elaborado con las varietales Rufete y Tempranillo, una edición limitada de alrededor de 1.500 botellas solamente, que se muestra con una nariz madura, con mucha presencia de fruta y los aromas de la crianza muy bien integrados, un conjunto muy bien equilibrado en nariz sin duda.

La boca es potente de entrada una vez aireado, con presencia de fruta y barrica bastante bien estructurada, taninos presentes bien trabajados. Un paso persistente y largo que deja un buen recuerdo.

Un vino que al tener una varietal muy centrada en esta zona como es la Sierra de Salamanca, la Rufete, necesita ser catado con tranquilidad para poder percibir su gran potencial. Esto es un handicap para los que estáis acostumbrados a vinos de otras varietales y zonas, ya que si lo queréis comparar, debería de ser con vinos de la zona o de esa varietal. Un muy buen vino que merece la pena su cata sin duda pero que debéis primer decantarlo y luego poneros en situación de que estáis maridando plato y vino sin saber más, de esa forma lo disfrutaréis muchísimo.

José Ángel Cascudo

José Ángel Cascudo

Miembro de la Asociación de Sumilleres de León. 25 años vinculado en al mundo del vino en España en diferentes bodegas por toda España.