Guía Online de Vinos

Entrevistamos a Manuel Olmo, enólogo de Sierra Norte, la bodega que nació una noche de verano

Puntos sobrelias
Entrevista con Manuel Olmo

Manuel Olmo en uno de los viñedos de la bodega

Sierra Norte, la bodega que nació una noche de verano

Aprovechando que recientemente Sierra Norte ha recibido el Premio ‘Eduardo Mestres’ a la mejor Bodega del Año en la Comunitat Valenciana, hemos querido mantener esta entrevista con Manuel Olmo, enólogo de Sierra Norte, la bodega que nació una noche de verano.

Manuel Olmo está al frente de Bodega Sierra Norte. Es enólogo y a la vez es cabeza de un equipo que ha ido configurándose a lo largo de 20 años hasta llegar a ser una gran familia.

Entre sus particularidades está la apuesta por la ecología desde que nacieron como bodega, a lo que han añadido sistemas de eficiencia en el cultivo y en la bodega, porque además de ecológicos quieren ser sostenibles. Hace poco dieron un paso más, la obtención de la certificación vegana para sus vinos.

En el sector son conocidos por ser la bodega de la Comunitat Valenciana cuyos vinos tienen la mejor relación calidad-precio. Esto no ha sido casual. Es algo que se propusieron, porque tal y como dice Olmo:

“Uno de los principales objetivos de nuestra bodega, desde su fundación, ha sido la apuesta por la excelencia en la calidad de sus vinos sin que tenga que doler el bolsillo de quienes los disfrutan”.

Javier Pardo, Manuel Olmo y Mapi Domingo, enólogos en Bodega Sierra Norte

Entrevista con Manuel Olmo

Nos reciben con los brazos abiertos, mostrando claramente que son una gran familia.

Sobrelias – Cuentan que Bodega Sierra Norte nació una noche en las fiestas de su pueblo, ¿qué hay de cierto?

Manuel Olmo – Todo. Era agosto, estábamos en plenas fiestas de Camporrobles, y allí coincidimos tres amigos hablando de cómo nos iba en la vida. Dos de nosotros estábamos relacionados con el sector del vino y contábamos con viñedos familiares que venían de nuestros abuelos. Esa noche determinamos que uniríamos los viñedos familiares y que produciríamos nuestros propios vinos. Al día siguiente, nos pusimos a trabajar.

S – Una de las apuestas casi desde el principio fue la de elaborar vinos monovarietales con uvas autóctonas del Mediterráneo, ¿por qué esa decisión y cómo ha salido?

M.O.En nuestra zona se cultiva Bobal, que es autóctona de Utiel-Requena. Esta uva está ahora muy de moda por la apuesta de varias bodegas que empezamos a trabajar con ella, pero lo cierto es que es una uva muy difícil, de modo que lo habitual era vinificarla con otras uvas. Hace unos años empezaron a salir algunos monovarietales de Bobal, complejísimos en la cata y bastante caros. Se nos metió entre ceja y ceja que queríamos hacer un monovarietal de Bobal que gustase a todo el mundo y que no superase los 10€, y así nació el que a día de hoy sigue siendo nuestro buque insignia, Pasión de Bobal. Fue nuestro primer monovarietal, y a partir de él fuimos elaborando el resto. La familia Pasión se completó con Pasión de Bobal rosado, Pasión de Moscatel y Pasión de Monastrell. Es una gama de vinos que recoge las uvas más significativas de nuestra zona, porque queríamos reivindicarlas y elevarlas. Demostrar que con ellas se pueden elaborar grandísimos vinos.

Viñedo Camporrobles

S- La semilla de Bodega Sierra Norte se plantó en Camporrobles, pero después se han ido extendiendo a otras zonas, ¿explíquenos esa expansión?

M.O. – Precisamente fue el proyecto de los monovarietales con uvas mediterráneas lo que nos hizo dar el paso para irnos a otra zona, Jumilla concretamente. Porque nosotros contábamos con Bobal y Moscatel, pero nos faltaba la Monastrell, que es una uva también muy presente en el arco mediterráneo, especialmente en Alicante y Murcia. Así que empezamos a buscar viñedos que nos gustasen y los encontramos en Jumilla. Eran viñedos viejos en terreno pedregoso y muy pobre en materia orgánica… Perfectos para nuestra manera de cultivar. Además, también encontramos una bodega en la misma zona, así que fuimos a por el paquete completo. Aquí cultivamos y elaboramos Pasión de Monastrell y toda la gama de vinos de la familia Equilibrio.

Además de en Murcia también estamos en La Roda. Allí surgió otra oportunidad, unos viñedos de uvas más internacionales con los que hemos trabajado para adaptarlos al clima de la zona, que no es fácil. Allí la bodega cuenta con depósitos pequeños, para una producción reducida pero de excelente calidad, que comercializamos con las marcas Olcaviana y 1564. Las instalaciones cumplen con las exigencias que busca una persona interesada en el mundo del vino, y eso nos ha animado a empezar con el enoturismo.

Bodega Sierra Norte en La Roda

S – ¿Qué papel jugará el enoturismo para Sierra Norte durante los próximos años?

M.O. – Esperamos que uno muy importante, porque precisamente este año inauguramos una bodega nueva en la aldea de Calderón, en Requena. Se trata de un edificio innovador, muy moderno y arquitectónicamente eficiente, lo que permite emplear al máximo la iluminación solar y la climatización natural… Y junto a él tenemos una bodega histórica, Casa Calderón, del año 1900. Ya estamos trabajando en su rehabilitación y vamos a poner en marcha un programa de enoturismo totalmente novedoso en la zona. La gente está ávida de vivir experiencias bonitas, que nutran, que les dejen huella, y nuestro plan de enoturismo contribuirá a ello.

*Además de los vinos citados en esta entrevista con Manuel Olmo, Bodega Sierra Norte también elabora las marcas Fuenteseca, Mariluna y Bercial.

Pasión de Bobal (Pasión es una de sus marcas de referencia a nivel nacional e internacional)

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Vinos españoles con 100 puntos Parker