‘Pesadilla en el lineal’, la dejadez de las cadenas de supermercados en el mundo del vino

Engaños de vinos en los lineales de los supermercados

‘Pesadilla en el lineal’, la dejadez de las cadenas de supermercados en el mundo del vino

‘Pesadilla en el lineal’ se podría llamar un programa del estilo del de ‘Chicote en cuanto a los restaurantes, pero en este caso dándonos un paseo por el lineal de unos cuantos supermercados y grandes superficies comerciales. ¿Engaños de vinos en los lineales de los supermercados?

Cierto es que un porcentaje muy elevado de compradores de vino van a los más baratos, a los que conocen de toda la vida o, simplemente, a aquellos que están en oferta en las cabeceras de los lineales. Pero también hay un porcentaje de gente, a la que le gusta el vino, probar, aventurarse y descubrir nuevas cosas, que les gusta mirar detenidamente en los lineales de los supermercados ‘a ver que se cuece’.

Pues este pasado fin de semana hemos visitado los lineales de 5 centros comerciales o grandes superficies para ver que había y, salvo en uno que honrosamente tiene cierto nivel de preocupación porque los amantes del vino tengan fácil ver lo que hay nuevo para probar, los otros cuatros han sido ciertamente una pesadilla.

No llego a saber si es culpa directamente del responsable de sección del supermercado, del reponedor o de órdenes ‘de arriba’, pero si yo fuese bodega y me encuentro con cosas como las que hemos visto, me miraría muy mucho si me combiene o no vender mis vinos en esas cadenas de supermercados porque la imagen que queda para algunos compradores no es demasiados buena.

Vinos sueltos y separados 

En el primer supermercado que acudimos, posee un lineal específico dedicado a vinos. Pero cual es nuestra sorpresa que al dar la vuelta por uno de los carriles, nos encontramos en una esquina botellas de vino sueltas. Todas ellas con una pegatina de ‘grandes descuentos’, llenas de polvo y bajo unos focos que, ni que decir tiene, tenían los vinos calientes. Claro está, muchos compradores al ver los precios y los descuentos los cogían para sus carros. pero bastaba con mirar el tipo de vino y su añada para comprobar que eran vinos no de una o dos, sino incluso de más añadas que la última que está en el mercado de ese vino.

No nos metemos en esta política comercial, cada uno se deshace de sus fuera de sticks como quiere, pero cuando se presume en su publicidad de tener una excelente ‘bodega’ de vinos para los clientes, como que queda algo mal esto.

Añadas con años de diferencia en el mismo sitio

Este ya es un caso más habitual. En 2 de los supermercados o grandes superficies, encontramos botellas de diferentes añadas del mismos vino situadas una al lado de la otra. Incluso, en un caso concreto, con una diferencia de 3 añadas:

Celeste añada del 2016 y del 2013, juntas y al mismo precio

Lo más triste es que de este vino ya está la del 2017 en el mercado. ¿A quién le quieren colar la añada del 2013? Podrían indicar al menos que ese vino sabrá diferente al menos.

La historia se repite en más vinos y en otros supermercados:

Beronia Reserva 2011 y 2013, juntos y al mismo precio

Eso es dejadez del supermercado, pero me imagino que algo dependerá también de la bodega o del distribuidor.

Añadas continuas en el mismo sitio

Esto ya es más habitual. En cuatro de los supermercados nos encontramos con añadas seguidas del mismo vino. Esto puede deberse a que aun quedan algunas botellas de la añada anterior sin vender y se quiere aprovechar el tirón de la última para sacárselas de encima. En un supermercado en concreto, nos encantó como las colocan:

Añadas diferentes intercaladas para sacárselas todas de encima

Los casos más frecuentes son los de añadas seguidas que se ponen juntas en dos filas:

El visitante del lineal se puede preguntar cuál llevar y, si es un poco avispado, preguntaría a alguien del supermercado. En ninguno hay nadie que sepa de vinos, explicar las diferencias entre unos y otros, que pueden diferenciar el tomar una u otra añada,…..

Rizar el rizo

Y ya por último para rizar el rizo, es cuando nos encontramos lo siguiente:

Tres añadas diferentes del mismo vino: 2011, 2012 y 2014

¿Echamos a suertes cuál nos llevamos o tendremos que llevarnos las tres para saber cuál es la que está bien de verdad?

Cambiando incluso etiquetas

El problema se agrava cuando la bodega cambia la etiqueta a un mismo vino, ya que puede llevar a confusión al cliente de que son vinos diferentes, cuando lo único que cambia es que uno es de un año y otro de otro.

Mismo vino en dos añadas diferentes entre las que se cambió la etiqueta

Conclusiones de los engaños de vinos en los lineales de los supermercados

Los supermercados se aprovechan de la falta de formación en el mundo del vino de los clientes para intentar ‘colar’ lo que sea. Una vez vendido, el problema es del cliente que se lleva el vino para casa. La duda viene si este, prueba el vino y no le convence, ¿a quién echará la culpa, a la bodega o al supermercado?

La preocupación de cómo están ubicados los vinos en el lineal es nula. De pie o tumbados, con un foco encima o sin él, botellas aisladas en las cabeceras de los lineales o en sitios escondidos del supermercado lejos de la sección de vinos,…. La única preocupación es deshacerse de los vinos.

Si haces algo fuera de lo habitual, al menos deberías de explicar el porqué lo haces, pero no es el caso en ninguno de los supermercados visitados.

Ahora nos podemos explicar cuál puede ser una de las razones por las cuáles se consume cada vez menos vino en España, porque esto que os ponemos aquí no ocurre lo mismo en los lineales de la cerveza.

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción