Sobrelías Club B2C
Guía Online de Vinos

El consumo mundial del vino en mínimos desde el año 2002

Sobrelias TV

 3,711 Lecturas

Vinoteca

Necesitamos menos información a la hora de escoger un vino

El consumo mundial del vino en mínimos desde el año 2002

El consumo mundial del vino en mínimos desde el año 2002 tras la caída experimentada en el año 2020 de un 2,8%. Según las cifras presentadas por la OIV, la Organización Internacional de la Viña y el Vino, en todo el mundo, la producción de vino ha aumentado, pero el consumo ha disminuido. Y lo que es más, el precio medio de los vinos exportados a todo el mundo ha bajado.

A pesar de informes positivos de que se bebe más vino por parte de algunas figuras del mundo del vino, la verdad es muy diferente: tercer año consecutivo en que el consumo mundial ha caído. A pesar del crecimiento de la población general, el consumo mundial se encuentra ahora en su nivel más bajo desde 2002.

Y lo que es peor, mucho debido a la ‘locomotora’ del consumo de vino que era China. Muchos la situaban en 2022 como el segundo consumidor de vino del mundo, primero en tintos, y en 2025 sería el primero total. ¿La realidad? Una brutal caída en el consumo del 17,4%.

La producción de vino se redujo un 17% (a pesar de que las exportaciones aumentaron mucho), un 16% en China y entre un 11 y un 13% en Estados Unidos, Australia y Hungría. Pero esto se vio compensado por un enorme aumento del 21% en España, después de una pequeña cosecha en 2019, y un aumento del 11% en Francia.

¿Y en España? Pues más de lo mismo. Una caída del 6,8% en el último año, lejos de ser ‘supuestamente’ sostenida por el incremento de las ventas online. Supone ser de los países del mundo en los que más ha caído el consumo de vino en el último año, siguiéndonos por ejemplo Canadá que cae un 6%.

Pero sin embargo veamos el gráfico de países productores:

¿Alguien me puede explicar por qué aumentamos un 21% la producción de vino de un año a otro si caemos un 6,8% en consumo? Esto solo hace que el mercado interno cada vez aguante menos la producción, obligándonos a exportar más en un mundo que consume menos, lo que, para cualquiera con dos dedos de frente, se dará cuenta que tirará de los precios hacia abajo, ya que a más oferta de vino y menor demanda de consumo, es un movimiento hacia caída de precios.

¿Y hay países que cambien esta tendencia? Pues parece ser que sí. En contra de la tendencia, el consumo subió un 7,5% en Italia, un 6,5% en Argentina y un 18,4% en Brasil.

La lucha está clara, producir cada vez más vino, en un consumo en caída, solo lleva a la ruina de muchas bodegas. Pero como en economía el ajuste de la oferta y la demanda nunca falla, pondrá a no mucho tardar las cosas en su sitio.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Conservas Codesa