El Cabernet Sauvignon Chileno Busca Nuevos Terroirs

vinos más caros de España

Almaviva Maipo

El Cabernet Sauvignon Chileno Busca Nuevos Terroirs

El Cabernet Sauvignon Chileno es la variedad que más se exporta, tiene alto potencial de guarda y es una de las variedades que más reconocimiento ha tenido gracias a vinos de excelente calidad que provienen principalmente del Valle del Maipo, que según los especialistas es el Terroir de esta cepa por excelencia.

Destacan sectores con viñedos de gran reconocimiento como Puente Alto, Los Morros, Alto Maipo y otros, que están siendo rodeados por el crecimiento desmedido de la ciudad de Santiago con más de 7.000.000 de habitantes.

De esta forma, en los últimos 20 años, estamos siendo testigos de una alta competitividad por el uso del suelo con el rubro inmobiliario, que ha generado un alza en el valor de la tierra que hace inviable en la mayoría de los casos el invertir en nuevos viñedos, a no ser que el productor de uva sepa como capitalizar el manejo y calidad de la uva obtenida al producir su vino sobre el promedio nacional, pudiendo llegar a valores sobre los 50 dólares la botella de un Cabernet de Maipo, como es Lafkén en el Terroir de lo Morros, o Domus Aurea, entre otros que se han ganado el prestigio nacional e internacional.

Por otro lado, una de las grandes fortalezas que Chile tiene, y que no ha aprovechado, es el material genético de Cabernet Sauvignon de más de 100 años que está repartido en diversos valles como Maule y Bío Bio, el cual está en pie franco sin injerto.

Muchos de estos viñedos antiguos están ubicados en zonas sin riego y con un clima frío a más de 500 kilómetros al sur de Santiago, Terroir desconocido si lo comparamos a un Cabernet Sauvignon de Valles como Maipo donde las altas temperaturas generan vinos de algo grado alcohólico.

Un ejemplo es la Viña Cousiño Macul, una de las pocas bodegas que a través de su brazo inmobiliario comenzó a arrancar viñedos para construir complejos habitacionales y un centro comercial para atender las necesidades de la población de las comunas de Peñalolén, Puente Alto, La Reina y otras. Expandieron sus viñedos en otras zonas y perdieron grandes terroirs en el sector pre-cordillerano.

Cabe destacar que en el Valle del Maipo se encuentran los viñedos más importantes que dan vida a vinos como Don Melchor, Viñedo Chadwick y Almaviva, todos muy cercanos en el mismo sector del Valle del Maipo, rodeado de poblaciones habitacionales. Es un oasis de gran calidad que no tiene espacio para crecer.

Chateau Almaviva

Pese a lo anterior, importantes bodegas lideradas por enólogos franceses y chilenos comenzaron hace más de 10 años a generar un cambio en la percepción de la variedad en el mundo para competir mejor con los grandes Cabernet Sauvignon para demostrar que no sólo el Valle del Maipo podía entregar grandes vinos.

Así comenzó una apuesta por trabajar de forma diferente el manejo de los  viñedos de esta variedad en Aconcagua, Cachapoal y el Valle del Maule, donde se encuentran viñedos de esta variedad, recientemente establecidos o antiguos como es el caso de Maule.

La apuesta de muchas viñas chilenas partió por buscar nuevos valles vitivinícolas para establecer viñedos de Cabernet Sauvignon para focalizarse en bajar el alto grado alcohólico que se logra en el Valle del Maipo debido a las altas temperaturas. En Alto Maipo, esto ya ocurrió, y los vinos dejaron de ser concentrados y con borras para pelear de igual a igual con otros Cabernet del mundo en iguales condiciones.

La primera medida de los enólogos fue cosechar en promedio un mes antes a lo que se acostumbra en Maipo, generando de esta forma un vino más ligero que lo que conocíamos anteriormente pero con un mayor potencial de guarda. Es el caso de la Viña Pérez Cruz en el Alto Maipo.

Viña Errazuriz, en el Valle de Aconcagua posee 2,5 ha de Cabernet Sauvignon en ladera de cerro con pendiente entre un 30 a 35%, que provienen de estacas de selección masal compradas a Viña Santa Rita en 2002 y que han dado un excelente resultado.

Errazuriz busca bajar el grado alcohólico dependiendo del estilo y cuartel. Tienen 6 cuarteles con distintas pendientes y efecto de la influencia marina. Además desde 2015 están experimentando con cuarteles sin riego y evaluando con esos factores de como obtener vinos frescos, aromáticos y con alcoholes más bajos.

En el caso de Colchagua, el Cabernet Sauvignon de Errazuriz se encuentra en suelos graníticos, de textura franco-arcillosa y profundidad media/baja (50 a 100 cm), y que por sus características entrega vinos equilibrados, con buena estructura, de taninos suaves y elegantes.

Hace 5 años que Viña Errazuriz comenzó a buscar un cambio en su estilo del vino, buscando vinos más amigables y fáciles de maridar, pensando en el consumidor final, con grados alcohólicos que van desde 13.5 y hasta 14% como máximo.

Otro ejemplo del Valle de Aconcagua en la Región de Valparaíso, es el trabajo que está realizando Francisco Carevic, dueño de la Viña Peumayen, que destaca que la principal fortaleza de este Terroir es gracias al clima influenciado por el Río Aconcagua por donde ingresa aire frío desde el mar.

Comenta que obtienen Cabernet Sauvignon de 14 grados de alcohol, cosechando la segunda quincena de abril. La cercanía con la Cordillera de los Andes también tiene un efecto importante en el micro clima de Panquehue que posee suelos pobres en materia orgánica, pedregoso y con excelente drenaje.

El Valle de Colchagua también está apostando por el Cabernet Sauvignon. Un Terroir que está destacando es el sector de Lolol, que está aproximadamente a 50 km del Pacífico.

Es el caso de la Viña Nerkihue, que está innovando al establecer viñedos en pronunciadas laderas con orientación noroeste beneficiándose de la amplitud térmica del valle y de sus suelos poco profundos para ganar frescor, concentración, elegancia y tipicidad que ha generado vinos con potencial de guarda de 15 años.

Nerkihue produce sólo 1600 botellas de Quiebre Cabernet Sauvignon, 100% Cabernet Sauvignon, sin madera, aromático, fresco, elegante, redondo y taninos súper suaves. Un vino súper gastronómico, ideal para tomar por si sólo o maridar, el cual está generando un cambio en la percepción de los productores de uva, que ven actualmente más opciones para establecer viñedos en Colchagua.

AL OTRO LADO DE APALTA, EL TERROIR PREMIUM DE COLCHAGUA

Al norte del Valle de Colchagua, se ubica un sector llamado Millahue en el Valle de Cachapoal a más de 160 km al sur de Santiago,  donde VIK Vineyards está innovando en la producción de Cabernet Sauvignon de la mano del enólogo Cristián Vallejo, que trabaja bajo el asesoramiento del Francés Patrick Valette.

Poseen 10 años de trayectoria y apostaron por seis clones de Cabernet Sauvignon (337, 191, 169, 170, 685, 341) provenientes de Viveros Mercier de Francia certificados, y el 46, un clon Davis, cada uno entregando atributos que se complementan.

Según Vallejo: “El Terroir de Millahue es perfecto para Cabernet Sauvignon ya que se logra una elegancia y equilibrio que no puedes encontrar en ningún otro lugar en Chile donde destacan taninos maduros-nerviosos-persistentes y lineales con una complejidad aromática interminable que se conjugan con una acidez perfecta.”

Los vinos de VIK logran un grado alcohólico de 13,9°a 14,9° dependiendo del año, los cuales están plantados en un suelo con algo de arcilla que permite tener una mayor complejidad en el vino, este porcentaje no debe ser alto sino que sólo permita la complejidad de igual forma debe tener un buen drenaje y ojala bastantes piedras angulares.

MAS AL SUR, CURICO SE DESACOPLA DEL GRANEL HACIA EL PREMIUM

El Valle de Curicó en la Región del Maule también está apostando por el Cabernet Sauvignon. Para el enólogo José Luis Martin-Bouquillard, Gerente General de la Viña Folatre, que además es dueño de Clos Andino, destaca que los Cabernet Sauvignon que están produciendo alcanzan 13.5 grados de alcohol, y realizan cosecha tardía a finales de marzo e inicios de abril en algunos años, ya que está cerca de la cordillera de los andes, con aire más fresco para esta variedad.

Viña Folatre apostó por el Cabernet Sauvignon para complementar su portafolio de vinos y atender requerimientos de clientes, y poseen varietales La Llavería, Varietal Reserva y Gran Reserva.

Finalmente, el desafío para el Cabernet Sauvignon Chileno es consolidar y seguir buscando nuevos terroirs para producir esta cepa, además de seleccionar, identificar y propagar el material genético de más de 100 años que existe en el sur de Chile para que de una vez por todas, Chile sea fuente oficial de ADN único en el mundo, y pueda decir con propiedad que tenemos el Cabernet Sauvignon con mayor tipicidad del mundo debido a que no tiene competidores genéticamente hablando en un terroir único que en Chile, puede estar en varios sectores de suelos que permiten una mayor expresión con un clima adecuado.

La aceleradora de negocios agro-vitivinícolas de AgroWine Lab, está trabajando para crear un vivero para propagar Cabernet Sauvignon de viñedos antiguos de más de 100 años, iniciativa privada con un grupo de productores de esta variedad que cree en la creación de un clon Chileno que sirva de fuente de material genético de alta calidad y prefilóxero, además de tener contacto con el genetista suizo José Vouillamoz, co-autor de libro Wine Grapes, para poder identificar con exactitud el Cabernet Sauvignon.

Colaboración de nuestros compañeros de Andes Wines

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Vinos españoles con 100 puntos Parker