Guía Online de Vinos

¿Son los bebedores de vino blanco o tinto diferentes?

Puntos sobrelias

¿Son los bebedores de vino blanco o tinto diferentes?

La pregunta de si hay diferencias entre los bebedores de vino blanco o tinto, puede que para los responsables de marketing de las bodegas sea algo de interés ya que podrán segmentar mejor el nicho para el destino de sus vinos.

A los que nos gustan todos los tipos de vino puede que estas ‘posibles diferencias’ en los gustos o perfiles de bebedores nos de lo mismo, pero no a todos les debe dar igual, por eso se ha realizado recientemente una encuesta por parte de OnePoll en nombre de Coravin, con la idea de encontrar si hay diferencias entre los bebedores de vino blanco o tinto o no las hay y, en caso de que las hubiera, cuáles serían estas.

Encuesta en la que se preguntaban, entre otras cosas, sobre los hábitos de consumo (horarios de consumo, lugares donde se consume, cantidades,…), sobre los perfiles socioeconómicos (niveles de renta de los encuestados, situaciones familiares, laborales y personales,…), lugares de residencia (si vivían en una zona productora de vino, si eran enoturistas, ….).

¿Qué creéis? ¿Hay o no diferencias?

Pues el estudio posterior a la encuesta dice que sí.

En tema de personalidad, los bebedores de vino blanco son más extrovertidos, más dados al consumo en grupo de amigos y más al consumo en fiestas que los bebedores de vino tinto. No seremos nosotros los que digamos lo contrario, pero cuando menos resulta curioso. De hecho, los adjetivos más empleados para describir a los bebedores de vinos blancos son “sarcásticos, perfeccionistas y curiosos”, mientras que para los vinos tintos son “humildes, aventureros y organizados”. Cada cual es libre de opinar lo que considere.

Reconocerse amantes del vino. Entre los bebedores de vino tinto el 45% de ellos se consideran amantes del vino de verdad. Curiosamente, entre los bebedores de vino blanco solo se consideran verdaderos amantes del vino el 31%.

Pero no solo eso, los bebedores de vino tinto que buscan para comprar novedades y probar, se gastan de media algo menos de 3 euros por botella que los amantes y compradores de vino blanco. Este punto creo que es parcialmente discutible ya que puede ser que la zona de producción de vino sea eminentemente de vinos tintos con lo cual los precios serán más elevados al tener una mayor presencia y competitividad. Pero sin duda es algo a tener en cuenta.

Un 9% más de los bebedores de vinos tintos sobre los de vinos blancos, investigan más sobre la zona de procedencia, tipo de uva, forma de elaboración,…. En parte es lógico porque se produce más vino tinto en el mundo que blanco, con lo cual las dudas pueden ser mayore lo que implica que investigan más al tener mayor oferta.

Los bebedores de vino blanco beben más después de la jornada laboral que los bebedores de vino tinto. pero si el consumo de vino se realiza en una cena con amigos, el que manda es el vino tinto.

Ya véis que parece que si hay diferencias entre los bebedores de vino blanco o tinto, pero nosotros creemos una cosa que si hay común a todos: que después de dos o tres copas de vino, todos somos más extrovertidos y menos curiosos sobre lo que bebemos :-).

 

 

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción