Sobrelías Club B2C
Guía Online de Vinos

Diferencias entre copas de vino tinto y vino blanco

Sobrelias TV

 3,687 Lecturas

Diferencias entre copas de vino tinto y vino blanco

El universo de las copas de vino es prácticamente interminable. Marcas, modelos, formas, incluso materiales hacen que sea realmente encontrar la copa perfecta para cada tipo de vino. Además, todas las uvas tienen una copa de vino que por su forma permite disfrutar más e las características del vino durante su cata. Por eso, sin querer entrar en muchas clasificaciones, y para evitaros dolores de cabeza, hemos decidido simplificar algo el tema para que os resulte más sencilla la elección y hemos realizado este artículo para indicaros las diferencias entre copas de vino tinto y vino blanco.

Ojo, que igual disfrutáis tanto de un vino con un vaso tradicional que con una copa de diseño, pero el hecho es que si hay copas que ayudan a percibir mejor aromas de las diferentes uvas, crianzas o elaboraciones.

Diferencias entre copas de vino tinto y vino blanco

Si realizas esta búsqueda en Google, creo podemos encontrar una copa para cada tipo de uva y vino, tintos con mucha crianza, con cuerpo, frescos, jóvenes,…., blancos frescos, con paso por barricas, afrutados,… Un experto en vinos, probablemente tendría una copa para cada variedad, pero ya sabemos que eso no es posible, además de que ocuparía un gran espacio en cualquier domicilio normal.

Por eses motivo, algunas diferencias son claras indicadoras de los vinos que podemos tomar en ellas si lo único que buscamos es el criterio de vino tinto o vino blanco.

Si vemos una copa de tamaño ya grande, considerable, con una forma que se aleja de lo habitual que véis, con casi toda seguridad es una copa para vino tinto.

Si por lo contrario, véis una copa más pequeñas, con un formato más delgado, menos profunda, menos ancha en la base y con forma similar a un tulipán, pues tendréis delante una copa casi fijo para un vino blanco.

Las copas de vino blanco, por otro lado, suelen tener más forma de U o tulipán. Tendrán cálices más pequeños y cortos con aberturas más estrechas que están diseñados para preservar los aromas florales y afrutados más delicados que normalmente se asocian con los vinos blancos. También suelen tener tallos más largos que los vinos tintos. La razón principal de esto es que los vinos blancos generalmente se sirven fríos, por lo que el tallo significa que es menos probable que las manos calientes se acerquen al cáliz donde está el vino.

Diferencias entre copas de vino tinto y vino blanco

¿Y sobre la calidad de las copas?

Si el borde de la boca es grueso suele indicar que estamos ante una copa de vino mal hecha. Mejor borde fino que permita un fluir del vino mejor.

Ojo, el cristal es vidrio, pero lo contrario no. Las copas de vino de cristal de buena calidad son únicas en su clase, pero son muy delicadas. Un vidrio de buena calidad debería ser suficiente.

Y en cuestión de formatos, mejor siempre comprar alguna copa que os guste a la vista, ya que psicológicamente ayuda sin duda a disfrutar más del vino.

Diferencias entre copas de vino tinto y vino blanco

Copa Universal

Pero siempre nos queda la opción más sencilla. La falta de espacio en muchas ocasiones hace que no podamos tener tantas copas como nos gustaría. Por ese motivo podemos encontrarnos con que casi todos los fabricantes elaboran una gama de copas ‘Universal’ para los vinos. En este caso, si que os recomendamos que las adquiráis buenas ya que al tener menos en casa, al menos que sea bueno.

Estas copas Universales te permitirán tener una experiencia en la cata de un vino muy buena, no sería la perfecta porque seguro que hay alguna copa ideal para ese vino/uva, pero disfrutarás igualmente de la cata.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Conservas Codesa