Diferencia entre nariz, aroma y bouquet

 4,241 Lecturas

Diferencia entre nariz aroma y bouquet

Diferencia entre nariz, aroma y bouquet

Diferencia entre nariz, aroma y bouquet, creo que merece un breve artículo sin mucha complejidad, sobre todo para aquellos que estáis entrando en el mundo del vino y queréis tener unas nociones básicas. Además siempre os puede sacar de un apuro en las próximas comidas  cenas navideñas si sis de los que tienen un cuñado listillo.

Primero de todo es que, cuando habléis de un vino, no os confundáis dos términos que parecen sinónimos pero que en el mundo del vino no lo son. Es aroma y olor. Aromas en el vino se unen a las fragancias placenteras, mientras que olores, es justamente a lo contrario, a fragancias desagradables (por norma general defectos del vino).

Por ese motivo, si tenéis al citado cuñado listillo de antes, no le digáis que los olores del vino son ‘tal y cual’. Mejor decirle que da armas a ‘tal y pascual’. Si es él el que lo dice, lo podréis pillar ‘en fuera de juego’.

Ahora ya podemos indicar la diferencia entre nariz, aroma y bouquet.

Nariz en un vino se habla al referirnos al conjunto de aromas y olores que tiene un vino en su conjunto, si percibís diferentes aromas y olores (agradables y desagradables), se dirá que el vino tiene mucha nariz. Si por lo contrario no es el caso, diréis que tiene poca que es cuando empleamos la frase ‘este vino se me queda corto en nariz’, que n es que huela mal, sin que me dice poco (ya sea bueno o malo).

Aromas como ya dijimos antes, son las fragancias agradables del vino, pero las que proceden de la propia uva y del proceso de fermentación. Los podemos dividir en primarios y secundarios, siendo los primeros procedentes de la uva como toques a fruta o a flores y se perciben sin agitar la copa, mientras que los segundos proceden de la fermentación y salen cuando ya movemos la copa.

Bouquet es el conjunto de olores (agradables y desagradables) que se generan del paso del vino por barricas de madera o por su estancia en botella. Si antes hablábamos de aromas primarios y secundarios, estos son los denominados terciarios. Cacao, humo, maderas nobles y sobre todo a diferentes especias. Tener cuidado porque es generalizado la expresión de que un vino ‘tiene un gran bouquet’ como que los aromas de la crianza le han sentado de maravilla, cuando gran en este caso se debería de referir al hecho del gran número de diferentes aromas y olores terciarios que se perciben. No bastante, os repetimos, un gran bouquet se identifica como algo positivo.

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Bodegas Alvia
27.777.533 Lecturas