Descubriendo Vinos de Autor con el proyecto Vinos LOF en el Bierzo

Descubriendo Vinos de Autor con el proyecto Vinos LOF en el Bierzo

En la última edición de la Feria del Vino de El Bierzo celebrada en Cacabelos, tuvimos la oportunidad de catar vinos de proyectos conocidos y consolidados, pero además pudimos descubrir nuevas propuestas de bodegas jóvenes, con vinos diferentes, atrevidos, sorpresivos, pero que conservando la esencia del terruño berciano han conseguido elaborar vinos de autor de gran calidad. Uno de estos proyectos es el que os traemos hoy, Vinos LOF.

Proyecto Vinos LOF

No es un proyecto que nace de un día para otro, sino que es un paso adelante para elaborar y embotellar vinos que la familia llevaba haciendo décadas procedentes de una serie de viñedos propios repartidos por distintas ubicaciones de la comarca. En el año 2013 los dos Hermanos Lopez Folgueral, deciden recuperar la licencia de bodega para la elaboración de vino que tenía el abuelo en la casa en la que que se había elaborado vino durante generaciones.

La bodega está ubicada en la planta baja de una antigua casa de Valtuille de Abajo que con el tiempo se había dejado en abandono. Tras años de trabajo en los momentos que el cultivo de la viña daba un respiro, e intentando mantener la estructura y estilo de construcción con canto rodado y madera, en 2016 se consigue de nuevo poder elaborar vino con los criterios necesarios para su comercialización y al amparo de la Denominación de Origen.

La casa forma parte de una herencia familiar que junto con unas cuantas viñas en el pueblo han sido parte del capital que cultiva la familia y que con el paso de los años ha aumentado hasta las casi 10 hectáreas actuales.

Adela y Samuel, los padres de la familia, llevan 35 años dedicándose juntos a la viticultura en Valtuille con los conocimientos heredados de sus antepasados y adaptándose al cambio de los tiempos en torno al viñedo berciano. Con los años se han hecho con unos cuantos viñedos en las diferentes zonas del pueblo, cada uno de ellos con sus diferentes terrenos, orientaciones, altitudes y edades siendo en su mayor parte viñedos de principios del siglo XX, plantados por la familia después de la filoxera.

Nos ponemos a elaborar vino

Cuando se decide apostar por la elaboración de vino en la bodega, se opta por combinar la venta de uva a bodegas del entorno con una selección de fincas que en 2016 se elaborarán para la bodega propia.

La idea es clara, empezar a realizar el vino en el invierno previo a la vendimia. La uva es la que tiene que dar el carácter al vino y el trabajo de elaboración da comienzo en la poda. La apuesta por el viñedo antiguo a partir de cepas pequeñas y sanas, con producciones pequeñas es la que mejor puede garantizar la buena calidad.

Con esta apuesta se comienza la elaboración de dos vinos, los dos primeros de la bodega. El VI LOF, acrónimo de Vinos Lopez Folgueral, se elabora a partir de uvas de dos fincas en las zonas donde la familia tiene más viñedos, El Foco y San Pelayo. Por su parte La fontiña de Nai se elabora a partir de una única finca en la zona de Las Villegas.

VI LOF es un coupage de vino de ambas fincas que otorgan un carácter diferente y complementario al mosto, El Foco con un terreno algo más arenoso, una viña de poca altitud y muy soleada se caracteriza por una uva muy afrutada y un grado alcohólico elevado. Por su parte, San Pelayo, es una zona con maduración más tardía, arcillosa y en altitud con orientación ligeramente norte. Otorga una mayor acidez y una graduación alcohólica menor.

Las fincas se mezclan en el depósito y tras la fermentación, que se realiza apenas sin más intervención que los remontados o bazuqueos diarios, se pasa a barricas de 225 litros de roble francés para su envejecimiento durante 8 meses. Un 20% de ese vino permanecerá en el depósito esperando aportar un carácter más fresco y afrutado a la mezcla final que se verá rejuvenecida y refrescada.

Por otra parte La Fontiña de Nai es un vino finca procedente únicamente de la parcela de las Villegas que los abuelos siempre llamaron, en esa mezcla de castellano-gallego que se habla en las aldeas del bierzo, como La Fontiña de Nai, debido a una antigua fuente que remanaba en las fincas aledañas.

La Fontiña de Nai es una parcela única entre las viñas familiares, Adela no dudó un momento al señalar qué finca debía ser la primera que se elaborara en la bodega. Siempre se comentó que era la que menos cuidados necesitaba para dar la buena calidad esperada, sin a penas necesidad de tratamientos, cepas centenarias en zona arenosa y un mimo especial en su cuidado, ya hacía años que era la que se utilizaba para el cubeto del que salía el vino que se bebía en casa.

La elaboración de La Fontiña de Nai se realiza mediante una fermentación también sin intervención en un único depósito de Inoxidable de 2500 litros. Posteriormente se  envejece en barrica de roble francés durante 14 meses.

Tras el embotellado, necesitará de unos cuantos meses hasta su estado óptimo para degustación.

El pilar fundamental de la bodega se basa en que el viñedo aporte el carácter principal al vino, mostrará las añadas duras, las fértiles y productivas, la escasez o abundancia de agua durante el crecimiento y también las heladas o enfermedades que produzcan mermas. Será difícil que dos añadas sean iguales pero seguro que el carácter propio de la viña, que la ha mantenido durante décadas inmóvil, estará presente en todas y cada una de las añadas.

Imagen de la marca

Para la imagen de la marca se decide apostar por una línea diferente en la que esté representada la estampa berciana, y esta sea la que de el colorido al producto.

Es así como el VI LOF se etiqueta con los colores del otoño en el viñedo berciano, desde los amarillos y rojos del inicio del otoño a los naranjas y marones de las hojas en los momentos previos a que se adentre el invierno.

Por su parte, La Fontiña de Nai representa un gélido y oscuro invierno, sin más presencia que el cielo y la niebla vigilante mientras las cepas descansan hasta rebrotar en la primavera.

Tras restaurar una casa familiar en la localidad, se deciden a equiparla como bodega, conservando la esencia de la construcción original, lo cual les permite tener unas condiciones para las barricas y el vino espectaculares.

En un plazo que esperemos no muy grande de tiempo, la parte superior de la bodega está pensada para albergar una sala de catas donde se puedan realizar degustaciones de los vinos y catas maridadas.

Nuestra cata

El resultado del proyecto son vinos monovarietales Mencía complejos, diferente de lo habitual, en el cual se presenta el frescor de la varietal y la carga frutal como posee la Mencía, con una crianza en dos plazos diferentes que le da un toque especiado excelente, una estructura potente al vino y, sobre todo, mucho carácter.

Además de mostrar a la perfección lo que es este varietal, son sin duda vinos personales, con un toque propio diferenciador, Vinos de Autor. Como nos indica Victor, ‘no se lleva a rajatabla el tema de 8 meses de crianza, realmente están en barrica hasta que comprobamos que está en su punto, máximo eso sí 8 meses’.

Durante la visita pudimos catar como van las crianzas de los vinos procedentes de las diferentes fincas que luego se fusionarán.

Ambos con un color picota muy intenso. Uno con gran presencia de fruta, fresco, ágil en copa y aromas intensos. El otro con más presencia de barrica, con carácter, bien estructurado y bastante potente. Ambos se unirán en el 80% del vino con el otro 20% de vino fresco sin crianza para conseguir aumentar la presencia de la fruta, frescor y juventud, unida a los toques de la barrica.

Un vino realmente elaborado al gusto del autor, sin necesidad de cumplir calendarios ni nada similar, sencillamente se elabora cuando cada parte consigue lo que debe.

La bodega hasta ahora presenta dos vinos. El segundo se denomina La Fontiña de Nai, un monovarietal Mencía que puede llegar a los 12-14 meses de crianza en las barricas.

Un vino realmente potente que, si podéis, puede que sea mejor decantarlo porque cuando llegue el momento de su cata o su maridaje, estará en su punto dando un derroche de sensaciones.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.