Valtravieso Bodgas y Viñedos

Dehesa del Carrizal Chardonnay 2019, Dehesa del Carrizal

100 mejores vinos españoles catados en 2021 en sobrelias.com

 6,310 Lecturas

Dehesa del Carrizal Chardonnay 2019

Dehesa del Carrizal Chardonnay 2019

Hoy nos adentramos en los montes de Toledo para probar el vino “Dehesa del Carrizal Chardonnay 2019”. Un vino blanco fermentado en barrica y elaborado por “Dehesa del Carrizal” en Retuerta del Bullaque. Nos encontramos en el norte de la provincia de Ciudad Real, colindando estrechamente con la provincia de Toledo. Un paraje de un valor incalculable, donde parece que no pasa el tiempo y el hombre sigue en estrecho vínculo con la naturaleza.

Dehesa del Carrizal es una bodega con la categoría de “Vino de Pago” que está situada en los Montes de Toledo, cerca del Parque Nacional de Cabañeros, entre las cuencas del Tajo y del Guadiana.

La calificación de Vino de Pago es la más alta que contempla la legislación española. Se trata de una indicación limitada a 17 bodegas. La singularidad del enclave, los suelos, el clima y el esmerado proceso de producción, hacen que se obtengan vinos excepcionales.

La elaboración se realiza íntegramente en la finca, superando siempre, estrictos controles de calidad. El viñedo, orientado al noroeste y protegido del clima seco mediterráneo, por la ladera que forma el enclave, alberga cepas conducidas en espaldera. El cuidadoso emparrado facilita la circulación de corrientes de aire entre las filas de viñas y sobre todo, favorece la exposición de los racimos al sol, que hará posible una óptima maduración.

Dehesa del Carrizal Chardonnay 2019

Catamos la botella 6424-8996 de este Dehesa del carrizal Chardonnay FB 2019.

En fase visual encontramos un amarillo verdoso, que nos deja entrever el esmerado trabajo realizado, por preservar las notas de juventud del vino. Tiene una lágrima media y es un vino limpio y brillante.

En nariz hablamos de un vino de intensidad media, muy armonioso, donde hayamos aromas protagonistas indiscutibles de fruta blanca y de hueso, que se compaginan con notas de miel y bollería.

Tiene una entrada y un paso por boca muy agradable, siendo untuoso y fresco. Se nota que la elaboración se ha realizado cuidando los aromas varietales y jóvenes. En el retrogusto nos atacan sobre todo, las notas de fruta pasificada y termina con un postgusto medio.

Funcionaria bien acompañando una colección de patés, paellas de marisco o quesos de curación media.

Un vino que tras su cata merece la calificación de Muy Bueno llegando a los 91 puntos.

Jaime Salinas Loaisa

Técnico en laboratorio y producción vinícola.

En mis ratos libres ejerzo de sumiller.

Fanático de la gastronomía y la enología.

En constante aprendizaje.

@Garnachaman

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*