Guía Online de Vinos

Costillas de cerdo en salsa de cerveza, mostaza y miel con pimientos de Padrón

Puntos sobrelias

Costillas de cerdo en salsa de cerveza

Costillas de cerdo en salsa de cerveza, mostaza y miel con pimientos de Padrón

Hoy vamos con una receta que para el fin de semana, en el que se suele tener más tiempo para ejercer de cocinillas, seguro que os puede resultar interesante si sois amantes de la carne. Se trata de esta receta de Costillas de cerdo en salsa de cerveza, mostaza y miel con pimientos de Padrón. Un clásico que no falla si seguimos los pasos y los tiempos de la forma adecuada, con lo cual, según solemos decir, máximo resultado con un esfuerzo no muy grande.

El acompañamiento que le queráis poner cada uno ya depende del comensal que tengáis para degustar el plato. Patatas fritas, asadas, …, arroz, guarnición de verduras o sencillamente una ensalada, cualquier cosa le pega a esta receta. Nosotros las acompañamos con unos pimientos de Padrón.

Nuestra versión es la rápida, ya que esta receta se puede hacer macerando las costillas desde la noche anterior.

Vamos a ver los ingredientes:

  • entre 1,2 y 1,5 kilos de costilla de cerdo. Depende de la cantidad de grasa que le veáis a la costilla
  • Una cebolla mediana
  • 3 dientes de ajo grandes
  • 4 cucharadas de miel
  • 33cc de cerveza, lo que viene a ser un bote normal. Podéis emplear diferentes tipos de cerveza. Nosotros hoy hemos escogido cerveza negra.
  • 3 cucharadas de mostaza antigua. Ojo, no todas las mostazas dan el mismo resultado
  • Una aceite oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil

No tiene dificultad ninguna y el resultado es exquisito para los amantes de la carne.

Precalentar el horno a 200º.Salpimentar las costillas y introducimos en el horno entre 20 y 30 minutos, dependiendo del tamaño de las costillas.

Mientras es una sartén ponemos los ajos y la cebolla picada y lo dejamos rehogar unos 5 minutos. Añadimos la miel revolvemos y luego la mostaza y revolvemos. Cuando esté todo bien mezclado, echamos la cerveza y vemos como empieza a espesar. Dejamos cocer unos minutos. Ahora hay dos opciones, bien dejar la salsa como está o bien pasarla por la turbi. Nosotros la dejamos como está.

Sacamos la bandeja del horno con nuestras costillas que ya estarán empezando a hacerse y las ‘pintamos’ con la salsa, todas, y si sobra salsa, la echamos en la bandeja. Volvemos a meter al horno y en unos 20 minutos, a 180º en esta ocasión, las costillas estarán con un color tostado perfecto, mientras que por dentro estarán en su punto y, al morderlas, la carne se despegará del hueso de forma limpia.

Sacamos todas y las ponemos en un plato para que suelten algo de grasa si es que les queda y las emplatamos con los pimientos de Padrón.

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Vinos españoles con 100 puntos Parker