Valtravieso Bodgas y Viñedos

Comparamos ‘finos’ de Jerez y Montilla-Moriles

100 mejores vinos españoles catados en 2021 en sobrelias.com

 2,353 Lecturas

comparativa de 'finos'

Comparamos ‘finos’ de Jerez y Montilla-Moriles

Comparativa de ‘finos’: Hoy os acerco una de esas experiencias que me encanta, como es el poder comparar vinos de similar elaboración, sistema de soleras, pero de diferentes zonas geográficas y diferentes uvas. Si seguimos estrictamente la denominación de Fino, hay quien dice que un fino es un vino seco elaborado en la zona Jerez (llamamos manzanilla si es en Sanlúcar de Barrameda) con monovarietal Palomino Fino. Por eso hoy os traigo la cata de estos dos ‘finos’, teniendo en cuenta  que el segundo es un ‘fino’ de Montilla-Moriles elaborado con PX, no con Palomino Fino.

Comparativa de ‘finos’

En el caso de Jerez, he elegido el Tío Pepe Fino en Rama 2020, elaborado por González Byass – Tío Pepe. En el caso de Montilla-Moriles, he elegido el vino Fino Cebolla de Bodegas El Monte.

Tío Pepe Fino en Rama 2020 es ya un clásico que lleva elaborándose más de una década. Un vino monovarietal Palomino Fino, sin clarificar ni filtrar, obtenido de la parte central de la bota durante la primavera, momento en que la levadura de flor está más activa. Después de realizarse la fermentación en depósitos de acero inoxidable, clasificación y fortificación del vino este ingresa en la“solera”, donde permanecerá aproximadamente un años en botas de roble americano antes de entrar a formar parte del sistema de «Criaderas y Solera» donde permanecerá al menos 5 años.

En copa parada nos deja un color amarillo limón brillante. Muy cítrico, levaduras, más yodado y punzante. Apenas aparece la madera. Toque salino. En boca presenta un ataque seco. Paso con buena acidez, vivo, muy vertical y corto en boca. Muy salino. Final medio. Almendra en retronasal.

El Fino Cebolla de Bodegas El Monte, es un vino con elaboración en soleras con una crianza de 15 años, luego como se elabora los vinos en Jerez, pero es un vino que es 100% variedad Pedro Ximénez, lo que en sentido estricto no se podría denominar como Fino.

En su cata es un vino que en copa parada nos deja un color dorado brillante, reflejos verdosos característico de esta zona de Montilla-Moriles, con corona radiante, muy limpio y brillante en copa parada, con un movimiento en la copa muy elegante. En nariz se notan los 15 años de crianza. Madera presente. Panadería, almendra amarga, amielado, membrillo, muy rico. En boca tiene un ataque seco, paso untuoso, gordo, con buena acidez, final medio. Clara presencia de esos 15 años de crianza. Final medio, pan tostado, levaduras en retronasal.

Comparativa de ‘finos’: Excelentes vinos ambos que, aunque son los dos ‘finos’ en cuanto al sistema de elaboración, la diferente zona (Jerez más marítima y Montilla-Moriles más de interior) y las diferente uvas con las que son elaborados, dan sensaciones muy diferentes en la cata, incluso proponen maridajes diferentes.

Os animamos a que los probéis y nos deis vuestra opinión.

Ricardo Gil

Riojano ante todo, de los que piensan que para saber catar un buen vino antes debe catar muchos malos. Este mundo del 🍷 necesita más humildad y menos medallas. Salud!!

Docente en Higher Master Sumiller Mercados del Vino - Enoteca Khantaros

Nivel Maestro GCA - Grand Cru Academy

Instg: @ricardogilrodriguez