Sobrelías Club B2C
Guía Online de Vinos

Compañías desarrollan tecnología LED para proteger al aroma y el color de vino

Sobrelias TV

 3,671 Lecturas

tecnología LED para proteger al aroma y el color de vino

Compañías desarrollan tecnología LED para proteger al aroma y el color de vino

El objetivo del proyecto es desarrollar nuevas fuentes de luz (basadas en tecnología LED) para su uso en la industria vitivinícola, en las grandes superficies de venta y cadenas de distribución.

Debido a que el vino es una bebida que destaca por su aroma y sabor, es importante mantenerlo en la correcta temperatura para que no pierda sus propiedades. El portal informativo Sweetesthome recomienda conservarlo a una temperatura constante, entre unos 8 y 15° C para que los matices de sus aromas no desaparezcan. ‘‘Estas temperaturas también son ideales para ralentizar los procesos químicos, incluido el proceso de oxidación prematura que tiene lugar cuando la prolongada luz natural o artificial llega al vino. Los enfriadores ayudan a conversar las botellas por más tiempo porque ofrecen protección por recubrimiento’’, detallan en sus reseñas.

Además, resulta importante la estabilización y preservación del color. Por ello, diversas compañías vienen desarrollando proyectos para cuidar estos detalles. Ramón Bilbao, Bodegas Martín Códax (Galicia), Prilux Iluminación I+D (Toledo) y el Centro Tecnológico del Vino (Vitec), Cataluña, realizaron un proyecto de investigación sobre la aplicación de tecnologías LED para evitar que la luz ultravioleta-visible convencional dañe el aroma y el color de los vinos embotellados, concretamente los blancos, espumosos y rosados.

Los efectos organolépticos característicos de un vino expuesto de forma prolongada a la luz incluyen pérdida de frescura, cambios repentinos en su color y disminución del aroma afrutado de la bebida. En consecuencia, priman aromas desagradables como cebolla, lana mojada, ajo y col. No obstante, mediante la instalación de nuevas fuentes de luz, basadas en tecnología LED, en bodegas y centros comerciales evitará estas indeseables alteraciones fotoquímicas, explicó Rodolfo Bastida, director de Bodegas Ramón Bilbao, situadas en Haro (La Rioja).

Las luces que utilizan tecnología LED producen luminaria más nítida y brillante. También ofrecen poca emisión de calor y mayor duración en comparación con las bombillas tradicionales. El bajo consumo de la luminaria brinda un menor consumo de energía, lo que permitirá que las bodegas y los puntos de venta optimicen los costos de producción y sean más sostenibles.

“Siempre nos ha preocupado qué sucede con el vino una vez que sale de la bodega, ya que hay países, como Reino Unido, en el que el 90 % del vino se comercializa en estanterías de los supermercados”, comentó Bastida. En países como México, también se comercializan los vinos en supermercados, centros comerciales, expendios y tiendas de conveniencia.

Por otro lado, para los fabricantes y vendedores de la industria vitivinícola, se pretende que las nuevas luces LED no emitan en la longitud de onda crítica (entre 370 o 442 nm) para la reducción de riboflavina. Esta molécula, también conocida como vitamina B2, es la precursora y la causante del “gusto de luz” del vino que generan los efectos organolépticos.

El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades ha financiado el proyecto, denominado Restasteled, con un presupuesto de 750.000 euros y tiene una duración de tres años, que terminará en diciembre de 2021.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Conservas Codesa