Cómo enfriar una botella de vino rápidamente

vinos más caros de España

Cómo enfriar una botella de vino rápidamente

Estamos seguros de que en alguna ocasión os habéis preguntado cómo enfriar una botella de vino rápidamente. Que tenéis una comida o cena y llegáis a casa del supermercado o la vinoteca con el vino y casi no tenéis tiempo de poder enfriarlo antes de sentaros a la mesa. Que váis de invitados y lleváis un vino pero claro, no lo váis a llevar directamente del frigorífico. O cualquier otra circunstancia en la que tienes un vino que quieres enfriar antes de tomarlo. Pues hoy queremos dejaros algunos consejos o tips de cómo enfriar el vino rápidamente.

Y decimos enfriar rápidamente haciendo hincapié en que no es algo instantáneo, pero en algunos casos, si se tiene un poco de previsión, el enfriamiento del vino se realiza realmente rápido.

Cómo enfriar una botella de vino rápidamente (1)

Botella en el congelador

La forma por muchos sommeliers mejor para enfriar una botella de vino es emplear el congelador. No se os ocurra meterla directamente, sino que emplearemos un paño húmedo para envolver la botella antes de meterla en el congelador que evitará que se enfríe demasiado y que, en caso de que se nos olvide, no cree hielo.

Este último punto e

s el contra de este sistema de enfriamiento rápido del vino, que nos olvidemos de él.

Por norma general, en 10 minutos en el congelador es suficiente para enfriar el vino a la temperatura ideal para su cata.

Cubitera para un baño en hielo

Cubitera o recipiente similar que tengáis a mano, no hay que ser sibarita cuando lo que queremos es enfriar el vino rápidamente. Ponemos en el recipiente hielo, mejor picado que en cubitos grandes, le añadimos un poco de agua fría y mucha sal. Si, mucha sal. El efecto enfriamiento se acelera al echar la sal.

Eso sí, si queréis que la botella se enfríe de forma homogénea, deberéis de cubrirla hasta el cuello de la misma. Este sistema de enfriamiento rápido te dejará la botella lista ara su cata en unos 15 minutos.

Mantas de hielo

Otra posibilidad es emplear mantas de hielo que tengamos ya en el congelador. Está claro que si disponéis de ellas es porque sois asiduos al vino. Os habréis dado cuenta que el enfriamiento de botellas de vino con este sistema tarda más tiempo, unos 25 minutos, con lo cual es preferible el emplear estas mantas de hielo para mantener el vino frío a una temperatura constante una vez que se haya enfriado por alguno de los dos sistemas anteriores.

Si seguís nuestros consejos, las mantas dejarlas para el mantenimiento del frío y no para enfriarlo de inicio.

El Corkcicle

Se trata de un aparato que tenemos que tener siempre en el congelador y, cuando llegamos con nuestra botella de vino y vamos a servirla, previamente ponemos en el cuello de la botella este aparato lo que hará que el vino se vaya enfriando a medida de que se sirva. No incluimos tiempo, ya que suele durar este aparatito enfriándolo el tiempo que dura una cena habitual en la que se consume la botella de vino entera entre varios comensales.

Cómo enfriar una botella de vino rápidamente (2)Enfriar las copas

Esto es lo que suele hacer mucha gente con las cervezas por ejemplo o con algunos licores. Mantiene las copas en el congelador y cuando se va a abrir la botella se sacan y se sirve el vino en ellas. Realmente enfría el vino de forma rápida en 10 minutos, pero con el handicap de que hay que tener cuidado que la transferencia de frío de la copa al vino no sea demasiado rápida ya que puede incluso que luego tengamos que esperar a que se caliente algo.

Además este sistema tiene otro hándicap y es que para cada copa de vino deberíamos usar una distinta si es que tomamos más de dos copas de vino, con la clara posibilidad de que tomemos el vino a diferentes temperaturas.

Enfriar el vino en la propia copa

Una vez que tenemos el vino servido en la copa a temperatura ambiente y queremos enfriarlo, la cosa se complica algo. Dos son los sistemas o consejos que os damos para el enfriamiento rápido del vino: emplear hielo y/o emplear uvas congeladas.

Cómo enfriar una botella de vino rápidamente (3)

Si decidimos la primera opción, hay que tener en cuenta que el hielo es agua, con lo cual a medida que se va deshaciendo, va transfiriendo agua al vino por muy poca que sea, lo cual va a cambiar las sensaciones del vino en su cata sin duda. Por eso, en ese caso, recomendamos que los hielos se echen embolsados o metidos en un recipiente herméticamente cerrados, no ponerlos directamente como si fuera un refresco.

Si decidimos por la segunda opción, implica que debemos tener en el congelador unas uvas siempre congeladas que son las que echaremos a la copa de vino. No deja de ser una transferencia de temperatura en la que luego las uvas pasan sus propiedades al vino. Si bebemos la copa rápidamente no ocurrirá nada, pero si esperamos deberemos de tener en cuenta el tipo de uva que echamos, ya que no es lo mismo echar uvas blancas en un vino tinto y viceversa.

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Vinos españoles con 100 puntos Parker