Guía Online de Vinos

Clos Galena, la excelencia del terruño del Priorat en vinos singulares

Puntos sobrelias

Clos Galena, la excelencia del terruño del Priorat en vinos singulares

Clos Galena no es solo una bodega, diría que es más una filosofía de vida trasladada en este caso al mundo del vino. Por eso, la cata de sus vinos, es una experiencia que no deja indiferente a nadie. Ya no es que sean la máxima representación del terruño del Priorat, su calidad y sus peculiaridades, sino que son vinos realmente singulares que transmiten sentimientos, vinos con enorme personalidad que permiten percibir toda una filosofía o estilo de vida que hay detrás de este proyecto.

Clos Galena es el proyecto resultado del esfuerzo y trabajo continuo de una familia, los Pérez y Dalmau que comenzaron este proyecto con la intención de elaborar vinos singulares, exclusivos, de gran calidad, que fueran reflejo del terruño del Priorat y que apasionasen a los que los cataran, algo que han conseguido a la perfección. Miguel, farmacéutico, enólogo y profesor universitario hablaba con pasión de su proyecto hecho realidad, e iniciado en 1999 con la ayuda de su familia con objeto de elaborar unos vinos singulares. Hoy el equipo es una familia que sigue esta máxima que Miguel planteó desde el inicio de este proyecto.

El viñedo

Las tierras de los viñedos de la bodega pertenecieron a los monjes cartujos de Scaladei en la Edad Media, motivo por el cual su finca y fuente de inspiración se llama Domini de la Cartoixa (Dominio del Priorato), en honor de aquellos religiosos.

La finca cuenta con once hectáreas de viñedos rodeadas de bosques y naturaleza en el término municipal de El Molar (Cataluña).

Las uvas

Las uvas ecológicas que trabajan son uno de los pilares para la elaboración de los vinos singulares que elaboran. Todo lo que rodea al cuidado del viñedo, obtención de la uva, su traslado a la bodega y, como no, la elaboración final del vino, está continuamente controlado para que cumpla a la perfección la filosofía de la bodega. Incluso la venta también la tienen bajo control.

Cariñena, Garnacha Negra, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Garnacha Blanca y Viognier son las uvas que nos encontramos en los vinos que elaboran. En todas ellas se busca la calidad de la uva como principio generador de la calidad de sus vinos, motivo por el cual prima la reducida producción, de 0,5-1 Kg. de uva por cepa. Las 5 variedades primeras son uvas ecológicas.

La bodega

La bodega Clos Galena, se encuentra ubicada en sus tierras, finca y fuente de inspiración Domini de la Cartoixa. El nombre de Galena viene dado por el subsuelo pobre en nutrientes del Priorat, que se caracteriza por su riqueza en minerales y bajo contenido en nitrógeno. La Galena es el mineral principal obtenido de las minas históricas del Priorat.

Los vinos

Singulares, perfecta representación de la tipicidad del Priorat. Transmiten sentimientos en su cata, como ya os comentaba al inicio. Una filosofía de vida sin duda plasmada a la perfección en sus vinos.

Clos Galena, Crossos, Formiga de Vellut y Galena, son los vinos tintos que podéis ver que hemos podido disfrutar, además del blanco Formiga de Seda.

Clos Galena, con un coupage de Garnacha negra (40%), Cariñena (20%), Syrah (20%) y Cabernet Sauvignon (20%). Un vino personal, con carácter, potente, pero elegante y completamente expresivo. El potencial del Priorat en estado puro. 12 meses en barricas nuevas de primer año de roble francés y 24 meses de reposo en botella en la bodega, lo que hace que la conjunción de fruta y crianza sea espectacular.

Crossos, con un coupage de Garnacha Negra (60%), Cabernet Sauvignon (20%) y Cariñena (20%), con 6 meses en barricas de roble francés (80%) y americano (20%). Un vino intenso a pesar de ser de poca crianza, ya que es un ‘roble’. Fruta y potencia muy bien ‘domada’.

Galena, con un coupage de Garnacha Negra (35%), Cariñena (15%), Merlot (25%) y Cabernet Sauvignon (25%), con una crianza de 12 meses en barricas de roble francés (90%) y americano (10%) y posteriormente 24 meses de reposo en botella en la bodega. Complejo, intenso, profundo pero a la vez con una gran frescura. Cada copa es una experiencia, con lo que os animamos a realizar una cata tranquila.

Formiga del Vellut, con un coupage de Garnacha Negra (60%), Cariñena (20%) y Syrah (20%), con 8 meses en barricas de roble francés (80%) y americano (20%). Fruta roja y negra perfectamente conjuntada con el aporte de la barrica. Como resultado un vino muy complejo pese a tener tan solo 8 meses de crianza. Potente, elegante, profundo, intenso.

Formiga de Seda, un vino blanco con un coupage de Garnacha blanca (80%) y Viognier (20%). Complejo ya que es un vino en el cual una parte fermenta en depósito donde se hace una crianza sobre lías y la otra parte fermenta y envejece en barricas de roble francés durante 5 meses. Sedoso en boca, con un toque de untuosidad que envuelve el paladar. Fruta, frescura, pero con la complejidad que le da su paso por lías.


Sin duda una experiencia recomendable para los amantes del enoturismo y de los vinos singulares. Un proyecto digno de ser visitado y que sin duda os encantará.

Daniel

Winelover, passionate about food and unredeemed traveler

Vinos españoles con 100 puntos Parker