Vina Maris 2012, la exclusividad del fondo el mar de la mano de Bodegas Carchelo

Loading

Vina Maris 2012

Hoy os acerco la cata de un vino realmente diferente, exclusivo, tanto por la añada como por la elaboración. Se trata de este vino, Vina Maris 2012, un vino elaborado por Bodegas Carchelo en Jumilla aunque fuera de D.O.

Un vino que es de la añada 2012, pero que en su elaboración, lo que le da su gran diferenciación, ha pasado 16 meses en barrica nueva de roble francés, un posterior afinamiento de 12 meses en botella y, además, ha pasado mínimo otros 12 meses sumergido en el Mar Mediterráneo a una profundidad de 40 metros.

Vina Maris 2012

El resultado es un vino realmente diferente, increíble que estemos ante una añada del 2012 con la frescura que presenta en su cata.

Y ya ni comentamos la originalidad de la botella, ya que se perciben los restos submarinos en cada una de forma lógicamente diferente, no habiendo dos botellas iguales. Como añadido, indicaros que fue Premio nacional al mejor diseño para packaging de vino en el año 2019.

Vina Maris 2012

Pero vamos con la cata de este Vina Mar 2012.

Un vino con un coupage muy interesante que ya le da complejidad, ya que nos encontramos con Monastrell, Tempranillo, Syrah y Cabernet Sauvignon. Fermentación súbita con maloláctica en barrica que ya le da aportes de la barrica. Afinamiento de mínimo de 12 meses que le permite sacar el bouquet (aromas terciarios) de forma nítida, a lo que se le añaden los 12 meses de profundidad submarina de 12 meses a 40 metros.

En vista nos encontramos un vino submarino que, en copa parada, nos deja un color tremendamente vivo, nadie diría que es un 2012, movimiento vibrante en copa, con toques granatosos, muy buena capa tirando a alta y ligeros reflejos a tinta china. Muy bien cubierto pero con movimiento juvenil.

La nariz es compleja pero, a la vez, muy franca de aromas. Intensidad alta que nos deja conjuntamente frescura pero a la vez sutileza y elegancia. Sin duda, según aproximamos la copa a la nariz, nos vienen aromas a fruta madura, aromas florales. Ambos se intensifica al airear la copa, apareciendo un bouquet fantástico, combinación de la barrica y de la crianza submarina, con gran toques balsámicos, aportes cremosos, ligeros especiados, clara mineralidad y un aporte salino que le da una complejidad que ya os comentábamos pero en un perfecto equilibrio aromático.

La boca es una sorpresa para ser un vino del 2012, ya que la compleja elaboración le ha permitido presentar la presencia de fruta con una gran frescura, elegancia, vibrante en el paso por el paladar. Un muy buen volumen que hace que por momento se vean toques golosos, profundos, con una gran persistencia y un final realmente largo.

Un vino exclusivo este Vina Maris, con 1.500 botellas elaboradas que, tras su cata, se merece la calificación de Excelente, llegando a una puntuación de 92+ puntos.

Vina Maris 2012

Hay que catarlo para comprender bien lo que le aporta la crianza submarina: más frescura, fortalecimiento del aporte de fruta pero manteniendo sin duda la elegancia y complejidad en su cata.

 

José Luis del Campo
CEO en Socialmedia Network

José Luis del Campo. Sumiller. Asesor online de bodegas. CEO en Socialmedia Network.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*